This post is also available in: English

Si hace un año estábamos hablando de la Triple S de Balenciaga ahora le ha llegado el turno a su sucesora en forma y concepto: Louis Vuitton Archlight.

Durante meses la llevamos viendo en instagram y en los pies de assets como Jaden Smith y aún es hoy el día que no sabemos si nos encanta o la odiamos.

De clara influencia futurista la Archlight  se inspira también en el basket de los años 90. Está claro que además de diseño hay una estrategia de marca, es la contundente respuesta de LV a la Rhyton de Gucci y a la silueta Triple S de Balenciaga.

La zapatilla ya se puede comprar en algunos lugares estratégicos de Louis Vuitton en NY o LA. Para el resto de mortales llegará del próximo 23 de Febrero a un “asequible” precio de aprx. 890€.