READ IN: English

Esta misma tarde noche de la mano de Louis Vuitton y un Nicolas Ghesquière, que escarbó en sus archivos para ofrecer una colección innovadora y juvenil, poníamos fin a la Semana de la moda de París. Después de NY, Londres, Milán y ahora, con París, llegamos al final del recorrido.

Louis Vuitton | SS19

Louis Vuitton | SS19

Como hizo Balenciaga hace unos días, Nicolas nos introdujo en un túnel pero que a diferencia del de Demna era un paseo luminoso, semitransparente e iluminado que se había erigido en el patio exterior del museo más famoso de París, con sus brillantes charcos de agua en el centro del espacio.

Ghesquière apostó por cierta estética neutral en cuanto al género. Esto quedó patente con looks en los que las modelos andróginas, incluyendo a Jessica Espinosa o a la transgénero recién llegada Krow. Nuestra cabeza no era capaz de identificar en ocasiones ¿Era ropa de hombre? ¿Era ropa de mujer? ¿Importa?

La colección se basó en una visión de pasado en la que Ghesquière se inspiró en sus primeras colecciones en Balenciaga, en particular su propuesta del SS12, en la que los sombreros y los gráficos pintados inspirados en la geología eran la referencia.

Louis Vuitton SS19

Mientras la temporada pasada se caracterizó por ser ecléctica, chocante y elegante, SS19 es más joven, más deportiva y más vanguardista. Chaquetas acolchadas oversize con motivos geométricos se combinaban con shorts y minifaldas de seda, las blusas románticas con mangas de volantes enormes se mezclaban con chalecos de cuero largos, y los vestidos cortos y asimétricos de cóctel presentaban estampados incompletos al más puro estilo de los años 90.

Los accesorios también tuvieron su protagonismo, especialmente los bolsos esféricos, con la lona habitual y con otras con paletas más arriesgadas.

En resumen, una colección de archivo a medio camino entre lo estilizado y la vanguardia.

¿Te has perdido algo de la #PFW? Haz click aquí.