READ IN: English

Cuando Virgil debutó con la colección SS19 de Louis Vuitton hace 4 años, algo cambió en la industria y algo cambió en la mente de todos. Aquel inicio disruptivo tomó la forma de un arco iris, un arco iris que ha dejado su senda más allá de la muerte del diseñador. El estudio creativo de Louis Vuitton Hombre ha recuperado este momento histórico, dejando patente que el legado de Abloh ha marcado para siempre a la maison. A continuación te contamos las claves del desfile:

Desfile concebido totalmente por el equipo creativo de Louis Vuitton Hombre

A diferencia de la colección de enero, que estaba casi terminada cuando murió Virgil, esta es la primera en ser completamente concebida por el equipo interno de diseño. A pesar de no haber dejado ni el más mínimo boceto, el legado de Virgil Abloh ha definido el futuro para la división masculina de Louis Vuitton de forma indudable.

Los juguetes, herramientas para la imaginación

El circuito de carreras a gran escala y en color amarillo que se ha elevado en el Carré du Louvre es todo lo que habríamos deseado de pequeños. El recorrido, que recuerda a Yellow Brick Road del Mago de Oz -una de las obsesiones de Virgil- es el camino para la imaginación, un camino evolutivo para la mente donde las fantasias infantiles cobran vida. Es una transición de lo ingenuo a lo refinado, reflejada  en una colección que eleva los símbolos de la infancia mediante el savoir-faire de la maison. La iconografía infantil ha inundado la escena: globos rojos enormes se han puesto en puntos estratégicos del recorrido, e ingeniosas creaciones toman forma en prendas. Encontramos, por ejemplo, looks compuestos por altavoces reales o un traje adornado con aviones de papel en cuero origami como un guiño a otra de las obsesiones de la infancia de Abloh.

‘Larga vida a Virgil’, repitió 1000 veces Kendrick Lamar

El Show comienza con un preludio cinematográfico, dirigido por Ephraim Asili, Strange Math, que explora la relación entre la imaginación y la realidad, temas centrales de la colección. De repente, como en un momento de teletransporte, la banda de la pieza audiovisual aparece en el show, y el desfile, entonces, está a punto de comenzar.  No sin antes disfrutar de la actuación en directo de The Marching 100, la banda de la Universidad de Florida A&M, vestida con el uniforme de FAMU y algunos uniformes personalizados de Louis Vuitton. Una vez la banda terminó, los diseños comenzaron a descender sobre la pista, respaldada por una apertura orquestal que pronto daría paso a Kendrick Lamar. Con una corona de espinas y al lado de Naomi Campbell, el rapero llenó el espacio con el nombre de Virgil.

Arte y Artesanía

La evolución natural de convertir la imaginación en creación comienza con los instrumentos de nuestra infancia: los juguetes, los bloques de construcción y las herramientas del arenero. A medida que crecemos y nos perfeccionamos, también lo hacen los mecanismos que dan vida a nuestras ideas. A través del savoir-faire que caracteriza a Louis Vuitton, la colección refleja esta transición de manera figurativa y literal. Los bloques de construcción y elementos que emulan la plastilina adornan prendas y accesorios, mientras que componentes de la caja de herramientas -como tijeras o pinzas- adornan los diseños a modo de colgantes bordados tridimensionales.

Romanticismo Francés

Un componente por excelencia en la genética de Louis Vuitton, que no podía faltar en la colección. Los campos de flores -la imagen eterna de la armonía en la diversidad- adornan las prendas a través de pinturas impresionistas transformadas en tapices, estampados y bordados. Símbolo de resistencia y curación folclóricamente utilizado para superar situaciones difíciles, el cardo también hace referencia a la decoración de la casa ancestral de Louis Vuitton en Asnières.

 

El desfile de hombre de Louis Vuitton SS23 es una obra maestra creada por todas las mentes que dan forma a la maison. Es una hazaña notable que el estudio creativo, todos discípulos de Virgil, haya emulado de forma magistral las fantasias del diseñador. Es inevitable que no resuene la siguiente frase de Virgil en nuestras cabezas: “Todo lo que hago es por la versión de 17 años de mí mismo”. El equipo que un día encabezaba Virgil ha demostrado que podrán continuar por un buen tiempo sin director creativo en Louis Vuitton, ajenos a las especulaciones vertidas sobre el asunto. La incertidumbre por quién va asumir la dirección creativa de la maison continúa. Aunque ha habido sospechas de si Martine Rose será su sucesora, tras esta propuesta puede que Louis Vuitton apueste por una nueva manera de trabajar, la de una mente creativa colectiva. Al menos durante un tiempo.

Newsletter