READ IN: English

Luca Magliano ya nos adelantó hace un par de meses que su próxima propuesta estaría relacionada con las heridas y las cicatrices y la curación de éstas gracias a la moda. Y así fue. Tomando la cuestión de si la moda puede curar como eje de su colección, Magliano – siempre esperado y aplaudido – desveló su propuesta para la primavera/verano 23 durante la Semana de la Moda de Milán (MFW).

¿La moda puede curar?¿Qué opinas? Nosotrxs creemos que hasta cierto punto, aunque depende de la persona, pero de lo que estamos segurxs es de que ayuda a evadirte y a subirte la moral, porque ¿qué mejor que vestirse para una larga y agotadora noche que termina con un suave y apacible amanecer y una intensa ráfaga de luz que entra, ilumina y alumbra sin pedir permiso? Nada que un dulce despertar no pueda no pueda arreglar.

¿Cómo son las noches que propone Luca? Llenas de oscuridad y misterio y en las que estos elementos se encargan de abrazar, esconder y tranquilizar. También podríamos definirlas como sensuales, sexuales y eróticas y con tendencia a emborracharse. Estas características se pueden ver muy bien representadas en las chaquetas deconstruidas, desmontadas y vueltas a montar con pañuelos reciclados anudados sin apretar alrededor de las chaquetas y en los pijamas de encaje y lino son sexys y esenciales con formas simplificadas, sintéticas y casi minimalistas con estampados inspirados en las terapias con medicamentos antirretrovirales.

Las mañanas y los despertares, en cambio, son repentinos, confusos y abrumadores, donde hay tanta luz que es imposible ver y sólo se aprecian los contornos. Aquí es donde entran en juego las camisas hawaianas y las camisas confeccionadas con camisetas viejas, que recuerdan un pasado incierto, y las telas de organza de seda combinadas con algodón, que a veces se superponen libremente para hablar de los temas ineludibles del trabajo, el taller y el mundo laboral. El efecto es una penumbra sobre las prendas, una superficie fantasma que exagera sus siluetas y se pierde en los efectos de luz creados en el lugar de la exposición, una cabina de transformadores de alta y media tensión de Enel que lleva cincuenta años en desuso.

Si tuviéramos que definir la colección de primavera/verano 23 de Magliano con tres adjetivos serían: fluida, rugosa y arrugada. ¿Cuáles elegirías tú?

Newsletter