READ IN: English

El desfile de Marc Jacobs (@themarcjacobs) de su colección primavera 2019 fue una burbuja de fantasía, empezando por los diseños, que se arrastró hasta la sosegada y despreocupada atmosfera que desprendió todo el show en general, pues empezó una hora y media tarde.

Kaia Gerber x Marc Jacobs

Kaia Gerber x Marc Jacobs

Los colores y las prendas que se mostraron estaban llenos de referencias de todo tipo: desde un Yves Saint Laurent ochentero, a la escena neoyorkina de los 50 (especialmente con el look amarillo de Kaia Gerber (@kaiagerber), pasando por los músicos de jazz de los años veinte e incluso por los cuellos tipo renacentista.

Marc Jacobs | SS19

Así, sin sincronía, y con telas, temáticas y tonalidades que nada tenían que ver con los anteriores, corrieron un seguido de piezas voluminosas y claramente no aptas para el día a día. Cercanas a piezas de arte, en conjunto, convirtieron la pasarela en un circo puro.

Un Marc Jacobs que no evoluciona pero tampoco se devalúa.