READ IN: English

La lucha de dos años entre Jacobs y Nirvana por el famoso smiley continúa. Marc Jacobs afirma que, Nirvana no tiene el derecho legal del logotipo de los ojos en cruz y la lengua hacia afuera que tanto caracteriza al grupo.

La batalla de Marc Jacobs con Nirvana por la icónica cara sonriente después de dos años sigue en pie. El pasado lunes la firma estadounidense defendió que el logotipo nunca tuvo derechos de autor. Los errores en el registro jurídico de Nirvana hicieron que, la compañía textil pudiera usar de forma legal la cara sonriente en una de sus colecciones. Incluso ha pedido un juicio sumario.

La problemática empezó cuando Nirvana demandó, por primera vez en 2018, a Marc Jacobs por infringir los derechos autor. Una sudadera y una camiseta de la colección “Bootleg Redux Grunge“ llevaban un logotipo con una carita sonriente parecida a la de la banda de rock. La marca de Nirvana consideró como plagio este acto.

Recientemente, Marc Jacobs ha defendido que Kurt Cobain no diseñó el logotipo como supuestamente asegura Nirvana. Ni el diseñador de varias portadas de discos,  Fisher, quien se atribuía estos días el mérito del icónico smiley. Incluso los miembros de la banda han llegado a testificar no ser conocedores del origen de quién es su autor.

Marc Jacobs ha admitido que se inspiró en Nirvana para la creación de la colección. Aunque ha argumentado que, la carita sonriente que utilizó no es lo suficientemente parecida ya que cambió las “X” de los ojos por las iniciales de Marc Jacobs. “Incluso si el emoticono en disputa fuera susceptible de protección. No hay evidencia de confusión, por lo que no puede haber ningún hallazgo de infracción”, afirma Jacobs.