READ IN: English

Maria Escoté mezcla la estética digital glitchcore con la inspiración orgánica del micelio y tartanes psicodélicos en su tercera unión con Desigual.

Este mes llega a tiendas seleccionadas y a desigual.com la nueva colección FW22 de Desigual con María Escoté. En esta tercera colaboración con la marca, la diseñadora emprende un viaje psicodélico por tres universos estéticos diferentes.

De esta forma, la estética del arte digital y la tendencia glitchcore conviven en las prendas al mismo tiempo que se reinterpretan los clásicos tartanes. María Escoté cataliza todas estas influencias y las traduce en estampados únicos, novedosos y siluetas de vanguardia.

El juego de volúmenes está servido en esta combinación de dos piezas. Por un lado, el chaquetón puffer  oversized de color negro con un acabado satinado y un interior con print posicional. Se trata de una pieza sostenible, muy funcional y cuyo acolchado está hecho de materiales reciclados. Debajo, un minivestido ceñido de punto, con manga larga y estampado con uno de los motivos más potentes de la colección: sobre fondo negro, un tartán naranja con toques flúor se distorsiona hasta que parece derretirse. El resultado son formas sinuosas que enfatizan la silueta de quien lo lleva.

Combinadas, ambas prendas generan un look urbano y sofisticado, representativo de la estética de María Escoté para Desigual.

Los diseños están llamados a regenerar nuestros armarios esta temporada. Los prints conectan con diferentes elementos como en el micelio -la estructura ramificada que forma la parte vegetativa de los hongos-. Los tonos flúor aportan luz y el tratamiento gráfico de los motivos combina lo orgánico con lo digital, reinterpretando los estampados naturales desde una perspectiva glitchcore, entre tecnológica y nostálgica, con figuras humanas y también píxeles visibles. Las siluetas son verdaderamente urbanas: una hoodie, un jersey XXL, un puffer oversized y un vestido ceñido con cuello Perkins y falda con vuelo.

María Escoté pone de manifiesto el efecto hipnótico de los estampados. Para ello, se vale de la psicodelia y de la distorsión reimaginando los cuadros tartán y acentuándolos con tonos insólitos, volúmenes en contraste, plisados y volantes. La blusa, los pantalones, la falda asimétrica, el top y la puffer jacket son, además, prendas sostenibles.

«Concibo las prendas como pequeñas obras artísticas, con grafismos muy relajados y elaborados, con un concepto detrás» asegura Escoté. «Me gusta expresar un mensaje y la naturaleza siempre está presente en él, porque es una referencia de nuestro entorno que se refleja en el mundo digital. La fuerza de la naturaleza conecta este mundo. Me inspiré en el micelio ya que es una red invisible que lo une todo, como las redes digitales que nos conectan las 24 horas al día.»

Newsletter