READ IN: English

El pasado viernes la firma italiana presentaba el lookbook de sus nuevas flip-flop. Una semana después Marni (@marni) ha retirado las fotografías de sus redes sociales tras ser duramente criticadas por reproducir estereotipos racistas vinculados a la cultura negra. Ahora en su cuenta de Instagram puede leerse un comunicado de disculpa. En ella aseguran que la campaña tuvo un impacto contrario. Asegurando su carácter de inclusión y compromiso con el respeto y la tolerancia de cualquier raza.

Marni

En Marni, nos disculpamos profundamente por el daño y la ofensa que ha causado nuestra última campaña. Lo que pretendía ser una campaña que celebrara la belleza de la cultura afrobrasileña a través de la perspectiva del fotógrafo brasileño Edgard Azevedo llegó a buen término habiendo tenido el impacto contrario. Nuestros descuidos durante el proceso de revisión son inaceptables, y por eso, lo sentimos muchísimo.

El equipo de Marni está apasionadamente comprometido en la defensa de la inclusión y la celebración de la belleza de diversas culturas en todo el mundo. A medida que nos esforzamos por crear un mundo más equitativo, a través de la moda y la humanidad compartida, lamentamos sinceramente que nuestros esfuerzos hayan causado más dolor. Eliminamos de inmediato estas imágenes y estamos redoblando nuestros esfuerzos para garantizar que nuestros procesos se lleven a cabo con consideración e intencionalidad a través de una sólida lente de equidad.

Todo nuestro personal se ha comprometido a utilizar este momento como una oportunidad para aprovechar nuestra plataforma para apoyar y empoderar a más voces y creadores negros cuyo talento y conocimientos son fundamentales para crear una industria de la moda más inclusiva y diversa.

Marni es acusada racismo tras su última campaña

La sesión dirigida por el fotógrafo afrobrasileño Edgar Azevedo refuerza erróneamente una relación de primitividad y colonización de cuerpos negros. Además, los eslóganes escogidos aún son más desafortunados: “clima de jungla”, “amuleto tribal” y “descalzo en la jungla”. También, los modelos lucen bolsas de la firma con cuerdas muy similares a las que se usaban para azotar a los negros esclavizados. Siguiendo esta línea, se muestra a otro modelo con sus pies al lado de una cadena, evocando unos grilletes.

Marni

Las fotos tomadas en la playa del Salvador no tardaron en recibir miles de críticas tras su publicación. En especial, el portal de moda Diet Prada, que ha estado muy pendiente de las opresiones difundidas por las principales marcas, fue una de las primeras en denunciar el enfoque racista de Marni. “Estos estereotipos son solo algunas de las formas en que la institución de la supremacía blanca ha oprimido, deshumanizado y privado a los negros de sus derechos humanos”.