READ IN: English

La directiva de la marca deportiva estadounidense baraja la posibilidad de echar el cierre a todas sus tiendas de la península ibérica. Actualmente, opera bajo las etiquetas de New Balance Store y New Balance Factory Store y está presente en más de cinco ciudades.

El motivo de esta posible decisión es implementar un cambio de política en el negocio de la marca dentro de España y Portugal, centrándose únicamente en el comercio online. Esto podría suponer la pérdida de más de 1.500 puestos de trabajo entre empleados de la propia empresa y agentes externos dentro del sector de la logística, la seguridad o el asesoramiento.

Otra de las novedades que se plantea la multinacional es centralizar completamente el mercado Europeo en los Países Bajos. Actualmente, es esta nación la que desempeña la función de centro logístico.

Se trata de una estrategia a través de la cual se reduciría gran parte de los costes operativos relacionados con el alquiler o el sueldo de los trabajadores. Una posible solución a ante el cambio de paradigma que trajo consigo la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 y que ha afectado considerablemente a New Balance, entre otras marcas.

Newsletter