READ IN: English

Que la revista TIME haya posicionado a Balenciaga dentro de las 100 empresas más influyentes del año, no es ni de lejos sorprendente. La firma está redefiniendo la moda y el lujo de una forma ineludible. Tanto es así, que su estética se ha convertido en la religión de toda una generación. Pero lo de este vestido-abrigo no es cosa de Balenciaga, sino de Luis de Javier. 

Se trata del primer look de la colección SS22. En Octubre, Luis de Javier acompañaba a la estilista y creativa Betsy Johnson, su mano derecha, a las puertas del desfile de Balenciaga en París. De repente, ella aparece por la alfombra roja del Theatre du Chatalet con un gigantesco abrigo peludo y hombros en pico. Adivina la marca. Sí, era Luis de Javier, no obra de Demna Gvasalia.

Qué grosería, ¿no? Ir a la alfombra roja de Balenciaga, vestida de Luis De Javier. Eso pensamos todos antes de saber que el mismísimo Demna fue el que dio la bendición para que Betsy Johnson se pusiera el abrigo más controvertido de los últimos meses. En una entrevista para Vogue, tanto ella como Luis de Javier aseguraron que  Gvasalia estaba más que de acuerdo con este movimiento. ¿Qué puede haber más irónico y disruptivo que llevar una marca al desfile de otra? ¿Quién puede aceptar esta circunstancia sin que se le mueva una pestaña? Demna Gvasalia. Precisamente este giro inesperado de los acontecimientos es algo que el mismo Gvasalia haría. Y sólo él podría hacerlo.

El director creativo de Balenciaga parece haber dado el beneplácito a la marca del español. Y es que lo de Luis De Javier iba en su ADN, y existía mucho antes de que la balencificación de sociedad fuera una realidad. Los hombros anchos y la cintura ceñida siempre han sido lo suyo, y siempre se ha mantenido muy fiel a ello.

El diseñador intenta manifestar una utopía en la que el verdaderamente cree: un mundo con libertad para amar y expresarse, y sin etiquetas de por medio.  Con Betsy Johnson, forman un dúo creativo muy necesario en los tiempos que corren.  Es difícil no notar el respeto hacia lo queer en toda su propuesta.

 

Newsletter