Autor: Alegría Olmeda ( @alegriaolmeda ) | Los tejidos, estampados y colores pasan a un segundo plano en favor de un claro protagonista en el proyecto de Pepa Salazar: el patrón como elemento definitorio de la prenda. La joven diseñadora valenciana, juega con lo que para algunos son desperdicios para confeccionar nuevas prendas con reminiscencias de los 90 más bakalas, aires futuristas y el high tech.

Se ríe de lo que algunos llaman desperdicios ya que para ella se han convertido en una verdadera obsesión. La diseñadora levantina ha elegido el proceso de reutilización de prendas para algunas de sus colecciones que adereza con su nostalgia estilística bakala fruto de la inspiración en discotecas archiconocidas como Radikal o Puzzle. Sin dudale ha echado (y ganado) un pulso a la moda creando este nuevo concepto de ‘eco high tech’.

S,M,L,XL

Fue con la colección que la conocimos, con la que ganó el premio Mercedes-Benz Fashion Talent a la mejor colección de la pasarela Samsung EGO en su primera edición, y con la que no se quedó plena, pues ganó también la segunda edición de manera consecutiva. Esta chica apuntaba maneras desde el principio 🙂

Para esta propuesta, tomó un patrón y lo observó al detalle para encontrar en él mismo la belleza. Los colores fríos (con una predilección por el negro que con el tiempo nos ha descubierto), jugaba al contraste de materiales con paños de lana, pieles metalizadas y tejidos plásticos como el poliéster o el vinilo.

AUTUMN/WINTER ‘17

El concepto de que los objetos o tejidos que se consideran residuales cobraran una nueva vida, se hacía realidad en esta colección. La tendencia tan necesaria de crear lo nuevo partiendo de algo antiguo, hacía una combinación maestra con los códigos de la estética a los que nos tenía acostumbrados Salazar hasta entonces: patronajes deliciosos con volúmenes y tejidos futuristas que solo una mujer sin miedo y estrictamente sofisticada podría enfundarse.

SS18 UN PESCADERO EN EL FRONT ROW

El último trabajo de Pepa Salazar ha vuelto a cortarnos el aliento. Esta vez, y más que nunca, la idea del aprovechamiento de los tejidos y la moda sostenible ha cobrado una fuerza abrumadora.

No se le ocurrió mejor escenario que el mercado madrileño de San Antón, por donde las modelos desfilaron entre merluzas, solomillos, polleros y fruteros. Los elementos orgánicos como parte de los looks, los vimos en pendientes como los de Keef Palas, que no eran más que un par de largas espigas de trigo.

Desfile SS18 - Pepa Salazar
-
 

Una última colección que no hizo más que consolidar el gran trabajo y el posicionamiento único de Salazar. Una de esas diseñadoras que junto a otros como Palomo Spain o Maria Ke Fisherman están destinados a llevar la moda de nuestro país a otro nivel. Gracias Pepa 🙂

instagram: @pepasalazar | web: www.pepasalazar.com