READ IN: English

El rapero y diseñador es una fuente de contenido para los medios. Kanye West se ha convertido en los últimos años en la definición de polémica, todo lo que él hace es comentado para bien o para mal. Y no es de extrañar su comportamiento, el foco de atención que genera lo utiliza para promocionar sus nuevos trabajos, pero en esta ocasión no es así. A través de su cuenta de Twitter ha publicado una serie de comentarios que, de nuevo no han dejado indiferente a nadie.

Kanye West

Sus intenciones electorales para llegar hasta La Casa Blanca o considerarse un nuevo mesías para los afroamericanos son algunas de sus grandes prendas y, no, no nos referimos a sus colecciones para Yeezy. Ahora, ha decidido no lanzar nueva música hasta que acabe con su contrato con Sony y Universal. El rapero ha acusado a las productoras de ser instituciones esclavistas que tienen sometido bajo su yugo a los artistas. Estas palabras fueron twiteadas y seguidamente borradas, pero en Internet nada desaparece.

Kanye West la lía de nuevo

No es la primera vez que la pareja de Kim Kardashian ha manifestado quejas sobre contratos pasados. West no solo arremetió contra la industria musical, sino que, también extendió sus críticas hacia la Liga Profesional de Baloncesto de Estados Unidos. Entre sus publicaciones aparecen mencionados compañeros de profesión como: J. Cole, Drake y Jay-Z a los que pide expresamente que solucionen los problemas que tienen con él.

El diseñador añade, además que es Nat Turner, un esclavo estadounidense destacado de la resistencia negra ante el sistema esclavista imperante en el sur norteamericano antes de la guerra de secesión. Su propósito al compararse con Turner es de personificarse como un salvador de las injusticias raciales. Relajando el ambiente, continuó proclamando su respecto hacia sus hermanos e hizo un llamamiento a la unión.

Aunque parecía que la calma estaba llegando a Kanye West; recientemente ha subido un vídeo a Twitter donde aparece orinando en un váter en el que hay un premio Grammy dentro. “Creedme… No voy a parar”, estas palabras acompañan al contenido audiovisual. De este modo, echa más leña a su fuego hostil contra Sony y Universal.

¿Qué será lo próximo de West?