READ IN: English

En el marco de London Fashion Week, Shoop nos trasladó digitalmente a la periferia para experimentar una carrera de la moda para SS22. En ella, los modelos recorrían el Circuito de Radio Control de Rozas de Puerto Real vestidos de resistencia y libertad; dos conceptos que estimulan y tejen esta nueva historia que, más allá de lo material, trasciende a lo emocional.

Los co-directores creativos y agentes del cambio, Miriam Sanz y Yohei Oki, colaboraron para la ocasión con el fotógrafo Kishin Shinoyama en una serie de piezas gráficas que recrean las icónicas fotografías del artista de sus libros “Nude” o “28 Girls By Kishin Shinoyama” bajo el lema “Nude is beautiful”.

La colección se convierte así en una oda al desnudo, a la resistencia, la libertad y la autenticidad individual. Un imaginario poderoso que materializan en cada una de las prendas inspiradas en el motociclismo y lo militar, pero también en la sastrería más clásica.

En conexión con el zeitgeist podemos ver cómo la propuesta incluye algunas prendas de upcycling dando un nuevo valor a los tejidos sobrantes de otras colecciones utilizando el patchwork y bordados artesanales. Todo ello bañado de una paleta cromática en tonos tierra, caqui, negros, azules y naranjas.

La firma avant-garde abarca en esta expresión de libertad otra colaboración con los artistas X-presion Creativos en una serie de viseras con cabello, y se une al artista gráfico Daniel Benza en la creación de algunos estampados.