READ IN: English

Los desfiles de Simone Rocha (@simonerocha_) son únicos. Tan únicos como los lugares en los que se celebran. En esta ocasión, la diseñadora irlandesa escogió el Teatro Alexandra Palace, también llamado el Ally Pally, como escenario para estrenar su colección SS20. Además, era la primera vez que se organizaba allí un desfile de moda.

Simone Rocha SS20

Este exclusivo lugar, que permaneció durante más de 80 años cerrado, reabrió sus puertas a finales del año pasado. A pesar de su localización, Rocha se encargó de añadir su fantasía al sitio, haciendo que mereciese la pena el desplazamiento de todos los asistentes. Y es que el Teatro Alexandra Palace se encuentra en una de las cimas más altas de la capital británica, a una hora de la ciudad.

Simone Rocha SS20

La colección está inspirada en los Wren Boys de Irlanda, tierra natal de la diseñadora. Recurrió a la tradición celta del Día de Wren. El punto de partida para todo, explicó Simone, fueron las tradiciones del día de San Esteban, cuando la gente persigue y atrapa a un wren, el pájaro más pequeño de las Islas Británicas, y lo pasea por la ciudad, vestido con máscaras de paja y trajes. Van por la ciudad, de puerta en puerta, cantando y pidiendo dinero. “Todo estaba inspirado en estos pobres muchachos”, dijo Simone, “estaba interesada en su masculinidad y en encontrar una manera de trabajar con eso y contrastarlo con los grandiosos interiores de las casas a las que llamaban”.

Es por ello que Rocha rescató la rafia, trasformada ahora en grandes collares y tocados. Siguiendo también con la influencia de esta tradición celta, las piezas bordadas de paja se situaron sobre capas de volantes, encajes y mangas abullonadas. Las piezas están deconstruidas, con vestidos que equilibran la masculinidad y la feminidad. Y, como no podía ser de otra manera, esta colección vuelve a ofrecer las habituales faldas de campana y los vestidos de tapiz de la marca.

Simone Rocha SS20

También destacaron los bolsos, tocados y diademas que conquistaron a todos los asistentes. Como siempre, los accesorios dieron mucho de lo que hablar y, sin duda, serán grandes triunfos comerciales para la firma. El bolso en forma de perla gigante acaparó las miradas del público, mientras que los bolsos de cuero con tachuelas y los de paja fueron los encargados de reunir el concepto.

Lo que está claro es que Rocha se mantiene, y se mantendrá, fiel a sus orígenes, independientemente de las tendencias. Cada temporada parece que la diseñadora continúa refinando su mundo estético, esa mezcla de dulzura, fragilidad y oscuridad.