READ IN: English

La nueva patente de Spotify seleccionará canciones basadas en tu estado de ánimo. Lo que lees, la plataforma musical ha recibido luz verde para implantar esta tecnología capaz de averiguar cómo te encuentras y recomendarte qué escuchar en base a eso.

La patente describe los posibles usos de la tecnología y habla sobre analizar “la entonación, el estrés, el ritmo y otros elementos de la voz y el habla”. También habla de la posibilidad de la aplicación para usar esos datos para categorizar el estado de ánimo del usuario como “feliz, molesto, triste o neutral”.

Esa misma tecnología podría utilizar el reconocimiento de voz para identificar metadatos como el estado emocional, el sexo o la edad. E incluso el acento y el entorno, es decir, si alguien está solo o con otras personas, a partir de la grabación de audio.

La justificación de detrás de todo esto, según la patente de Spotify, es que el método actual para recomendar música no es lo suficientemente eficiente. Ojo, que se pueden otorgar patentes para una tecnología que no existe. Muchas empresas con frecuencia patentan tecnología hipotética o especulativa. 

Sin duda es un tema que va a dar mucho que hablar, se acabe implantando al final o no. Las recomendaciones basadas en el estado de ánimo de la patente suenan prometedoras, pero también inquietantes e, in extremis, peligrosas.  El lado más alarmante está, evidentemente, en todo lo que tiene que ver con la privacidad del usuario. ¿En qué momento aceptamos como normal que una app grabe nuestra voz y entorno solo para recomendarnos canciones?