READ IN: English

Springfield y Hemper lanzan una colección de accesorios que aúna experiencia y conocimientos sobre sostenibilidad y comercio justo. “Mala hierba” es el resultado de un viaje a Nepal que relata todo lo que hay detrás de la fibra del cáñamo, utilizado para elaborar los productos. 

Mala Hierba

Springfield, la firma de moda casualwear, y Hemper, marca de moda española con certificado B Corp, se unen en esta temporada otoño invierno 20-21 con la voluntad de realizar un cambio. Un pequeño gesto que pretende lanzar un mensaje de humildad y transparencia en un sector como es el textil.

Desde hace un año, ambas marcas han estado trabajando en Nepal. Así, han hecho posible el lanzamiento de la primera colección 100% fair trade en Springfield.

Se trata de una colección doblemente sostenible, porque tan importante es cuidar del planeta como de las personas que en él habitan. Y es que, desde Springfield y Hemper, creemos que es imprescindible poner en valor los pequeños gestos, esos que pueden significar un gran impacto”, declara Rosario Treviño, directora de MKT de Springfield.

El resultado: una colección de accesorios de hombre y mujer diseñada por Springfield y en la que Hemper ha puesto a disposición de la firma su red de colaboradores en Nepal, haciendo así posible la elaboración de esta colección 100% fair trade.

Las propuestas de producto están centradas en mochilas y riñoneras para él, así como shopper bags y neceseres para ella. Además, la paleta de color refleja el uso de tintes naturales hechos con granada, índigo y otros pigmentos ecológicos respetuosos tanto para la piel como para el planeta.

“MALA HIERBA”, EL DOCUMENTAL

En colaboración con la productora Canadá, Springfield y Hemper se adentran en este viaje por Nepal para grabar y dar voz a todas esas personas que hay detrás de la producción del cáñamo. El documental, dirigido por Adriana Roslin (@adrianaroslin) habla sobre el cambio que debe producirse dentro de la industria de la moda; la segunda industria más contaminante del mundo.

Mala Hierba” es la historia de un país, su gente y sus tradiciones. La artesanía y la autenticidad se convierten en protagonistas de una pieza que busca presentar una forma alternativa de hacer las cosas, con la sostenibilidad y el comercio justo. Una historia que narra el proceso de producción de una colección de un modo concienciado.

Entre ellos, la familia Bogati es un ejemplo de aquellos que, viniendo de lugares recónditos del país en donde se cosecha e inicia el tratamiento del cáñamo de manera tradicional, se mudaron a Katmandú para abrir allí su propio taller con los telares que ellos mismos construyeron. Allí, y gracias a proyectos como el de Springfield & Hemper, han ampliado su negocio y son capaces de producir diez veces más rápido que antes.

Mala Hierba” busca dar voz a todas esas personas que normalmente no se ven, pero que están detrás y sin las que el cambio no sería posible. Este es la iniciativa de Springfield y Hemper. Esperemos que sea el inicio del cambio.