READ IN: English

Studio Alch presentó en la LFW si nueva colección FW18. Una propuesta de continuidad en la que el utilitarismo y el sportswear son el centro de atención.

Studio Alch

Alexandra Hackett – @miniswoosh, de Studio Alch, siguió combinando la funcionalidad de la ropa deportiva con el atractivo del streetwear más puro. Todo ello apoyado en una gama muy monocromática en la que el naranja flúor era el acento.

La colección surge de la idea de vestirse para un día normal, pero con la idea de que si quisieses pudieras dirigirte al gimnasio. Los diseños incorporan características prácticas y bien pensadas propias del utilitarismo, como bolsas extraíbles y una gran cantidad de bolsillos.

Como ejemplo de conciencia con el exceso de residuos, Hackett se aseguró de que las piezas de jacquard se construyeran en paneles exactos, disminuyendo así el exceso de material producido del corte de patrones.

La colección también se inspiró en las texturas, los motivos y las imágenes que se encuentran en los desplazamientos urbanos diarios en Londres y sus alrededores, por ejemplo, con algunas piezas que imitan el diseño de las tapas de alcantarilla. Nike, colaboradora habitual de la marca, proporcionó el calzado.

Un ejemplo de sostenibilidad y funcionalidad que suben a Hackett al carro de la nueva corriente “de la moda con conciencia“.