READ IN: English

Simon Porte Jacquemus ha decidido que no quiere formar parte de ningún calendario oficial y que sus tiempos los controla él, nadie más. Bien dicho y bien hecho. Por eso y a colación de esto, una vez desveladas las colecciones de todos los diseñadores del mundo, ha llegado el momento de descubrir la suya de primavera/verano 22.

Esta vez, Simon ha querido abrir nuevos horizontes y trasladarse de su sede en París (Francia) a la playa de Moli’i Gardens, situada en el norte de Oahu (Hawai) y presentar desde allí su nueva propuesta en un ambiente paradisíaco, en plena playa y a pie del mar, y sustituyendo su pasarela rosa por una azul cobalto, que anunciaba sutilmente que sería uno de los colores principales de la colección SS22.

El tiempo no le jugó una buena pasada, ya que por culpa de la lluvia tuvo que aplazar su desfile y celebrarlo una hora y media más tarde, pero viéndolo desde otra perspectiva como él mismo comentó en su perfil de instagram y como dijo un invitado, cuando este tipo de cosas ocurren en la isla allí se ven como una bendición. Y así fue, una bendición, ya que como todos esperábamos Porte volvió a cumplir con las expectativas de todos los presentes y de la crítica de todo el mundo y no defraudó a nadie, al contrario, todos volvieron a quedar deslumbrados con él, en parte por los detalles que tuvo, como formar todo su equipo de producción y casting de modelxs con gente de la zona.

Todxs ellxs lucieron de forma ejemplar, como si llevaran toda la vida haciéndolo, las piezas de la próxima colección del de Marsella, que se caracterizaron principalmente por estar divididas en dos partes: la primera realizada en tonos neutros y la segunda en los colores vivos que a Jacquemus le gusta que llevemos en estas temporadas. Uno de los tejidos estrella y fetiche del diseñador estuvo más que presente. ¿Cuál? El lino, dado que pudimos apreciar varios conjuntos en este material, uno de los cuales fue el encargado de abrir el desfile.

Del lino y los tonos neutros, como decíamos antes, pasamos a las explosiones de color, como el azul Hockney, el rosa fuerte, el verde pistacho o menta, el naranja y terminando en el negro con una selección de prendas de lo más elegantes enfocadas a ser llevadas durante las interminables noches de verano. Por otro lado, una de las características que más nos llamó la atención fueron las proporciones intencionadamente anormales, en las que pudimos ver una parte fruncida y otra recortada. Además, Jacquemus hizo gala de su característico sentido del humor y toque irónico y decidió jugar con las formas de los equipos de buceo y convertirlos en trajes de baño a medida. Y ya que hablamos de prendas a medida, que tienen mucho que ver con el mundo de la sastrería, Simon ha sido otro de los muchos diseñadores que se han sumado a esta tendencia, pero ha ido más allá y ha reimaginado las americanas hasta el punto de eliminar la espalda y combinarlas con pantalones cargo.

Por último, bien sabido es que Porte entiende y maneja las redes sociales como nadie, así que aprovechando sus conocimientos en el campo, también decidió unirse al apasionante mundo de las «collabs», tan amado por la Generación Z, presentando su alianza con la artista Tanya Lyons.

Ah, y antes de que se nos olvide, te contaremos un secreto que hemos podido descubrir. Si te gustan las propuestas con cierto toque pop que has visto últimamente de Jacquemus, es hora de que te hagas con alguna de sus piezas o accesorios, porque debes saber que ésta será su última colección de este estilo y que después de ésta volverá a una nueva parte de su identidad, la feminidad.

¿Qué será lo próximo que veamos? Habrá que esperar.

Newsletter