READ IN: English

Este 2020 está dando para mucho. A punto de terminar el año, cuando pensábamos que ya nada podía suceder, nos encontramos ante dos nuevos y misteriosos sucesos. ¿Crees en los extraterrestres? Para poneros en contexto: Hace dos semanas apareció en Utah un monolito que desapareció a los pocos días sin dejar huella. Recientemente, ha aparecido otro semejante en Rumania. También se ha esfumado. Bienvenidos a la nave del misterio. 

Monolito Rumanía

El pasado 18 de Noviembre, el Departamento de Seguridad Pública de Utah encontró un monolito erguido en mitad del desierto. No sabían cómo había llegado hasta ahí ni de donde procedía. Como es lógico, pronto surgieron diferentes teorías acerca de su misteriosa aparición.

El piloto de helicóptero, Bret Hutchings asegura haber visto el monolito y justifica su aparición como obra de algún artista de vanguardia o de algún fan de 2001: A Space Odyssey. Por su parte, desde la galería de arte David Zwirner consideran que se trata de la obra no descubierta del artista minimalista John McCracken.

Acto seguido aparecieron diferentes teorías conspirativas que atribuyeron la aparición del monolito a proyectos científicos secretos del gobierno.

Lamentablemente, el monolito fue retirado del lugar sin dar pie a posibles estudios sobre su aparición. Sin embargo, el fotógrafo Ross Bernards fue testigo del acto y afirma que cuatro hombres derribaron la pieza. “Rápidamente lo rompieron y mientras lo llevaban a la carretilla que habían traído, uno de ellos nos miró a todos y dijo -No dejéis rastro-“.

Monolito Rumanía

Nuevo monolito en Rumanía

Esperad, que hay más. La emisora de radio local Jurnal FM ha compartido un vídeo que muestra un nuevo monolito surgido de repente en Rumania. Este se encuentra en un enclave arqueológico próximo a la ciudad de Piatra Neamt y su aspecto es similar al de Utah.

La aparición vuelve a ser un misterio. Andrei Carabelea, alcalde de Piatra Neamț, sugiere irónicamente que se trata de una obra de extraterrestres. Otros barajan la posibilidad de que se trate de una estrategia de marketing para atraer turistas a la ciudad.

Una noticia reciente de Jurnal FM confirma que el monolito también ha desaparecido. “La estructura de 2,8 metros de altura desapareció de la noche a la mañana tan silenciosamente como fue erigida la semana pasada”, dijo a Reuters el periodista local Robert Iosub.

Especulemos ahora sobre estas apariciones. ¿Quién iba a dejar abandona una superficie de tal tamaño en mitad del desierto? Alguien con suficientes recursos para producirla. No me parece descabellada la idea de que se convierta en un atractivo turístico para fomentar la comidilla mediática de las ciudades. Más ahora que la economía de las mismas se ha visto gravemente afectada por la pandemia. Quizá veamos otro pronto en mitad del Desierto de Tabernas, quién sabe. Sin duda, dejamos la investigación a los expertos: Iker, haz tu magia.