READ IN: English

Un estudio realizado por la Fundación iO señala que, desde 2008, una persona a la semana muere mientras se hace un selfie. Y España es el sexto país con más casos de fallecimiento por este motivo. 

Sí, ya sabemos desde hace tiempo que el postrero hace mucho daño pero… ¿En serio este selfie era necesario? El último caso que se conoce es el de un joven estadounidense de 23 años que consiguió saltarse las medidas de seguridad para colarse en un área prohibida del Vesubio.

Situada a 1.281, la cima del volcán no es el único lugar peligroso para los visitantes. El terreno que hace falta recorrer para alcanzarla ya es lo suficientemente peligroso por su terreno desigual. Algo que no pareció importarles al joven y otros tres familiares.

Según han podido averiguar los investigadores, el sujeto estaba haciéndose un selfie cuando su teléfono cayó dentro del cráter. Dispuesto a recuperarlo, perdió el equilibrio y acabó dentro del Vesubio también. Afortunadamente, los servicios de rescate actuaron con rapidez y consiguieron salvarle de manera eficaz. ¿El resultado? Contusiones en brazos, piernas y espalda, además de alguna herida leve.

Ya sabéis… No hagáis el tonto. A nadie le importa tanto tu selfie.

Newsletter