READ IN: English

Anoche una de las capitales de la moda, Milán, vivió uno de los momentos más gloriosos de la historia, gracias en parte a dos de las más prestigiosas y emblemáticas firmas del país, Versace y Fendi. Y es que tal y como aseguramos el viernes, los rumores sobre una posible colaboración entre estos dos gigantes de la moda italiana, finalmente vieron la luz como colofón a la semana de la moda de Milán (MFW)

Celebrado ante un número reducido de invitados, entre los que se encontraban la cantante Dua Lipa, las actrices Demi Moore, Elizabeth Hurley o Ester Expósito y en la propiedad que la mismísima Donatella Versace posee en el número 12 de Via Gesú, Milán volvió a vivir un show digno de pertenecer a la era de su fundador, Gianni Versace. En el no faltaron ninguna de las «top models» del momento como Gigi Hadid, Vittoria Ceretti, Adut Aketch, Imaan Hammam o Mona Tougaard, pero tampoco algunas de las «top models» de los 90, como Naomi Campbell, Kate Moss, Amber Valleta, Karen Elson o Kristen McMenamy, encargada de abrir este esperado show.

Todas ellas se encargaron de lucir y elevar al máximo las creaciones de Donatella Versace y Kim Jones, los cuales se intercambiaron los papeles y diseñaron un total de 25 looks cada uno, caracterizados por estar hechos en color negro y dorado, pero también por representar a la perfección las señas de identidad de ambas marcas, como por ejemplo el logo de doble «F», diseñado por Karl Lagerfeld en un pasado o el mítico print de Versace. 

¿Qué opinas de esta colección de Versace y Fendi? ¿Le das el «approved» a «Fendace»?