El mundo cambia a una velocidad vertiginosa, y los cambios exigen adaptación. Internet ha hecho posible una segunda realidad, una alternativa al mundo en el que caminamos físicamente.

Esta realidad, la del mundo online, ofrece muchas ventajas que saltan a la luz cuando el mundo real sufre un shock. El caso más cercano es la crisis del Coronavirus. No es de extrañar que, ante el parón abrupto que supuso, las marcas hayan visto la realidad virtual como una alternativa eficaz a las pasarelas.

Y tampoco es raro que, aunque la pandemia prospere favorablemente y se hayan comenzado a celebrar eventos físicos como las fashion weeks, las propuestas virtuales hayan permanecido. Como es lógico, la economía no se recupera tan rápidamente, y la opción virtual es una atractiva alternativa en este sentido. Esto hace prever que los eventos online hayan venido para quedarse.

Estas nuevas circunstancias han hecho que la moda explore una realidad nueva que brinda un abanico de posibilidades. Porque si algo caracteriza al mundo online es que hace posible todo lo que en el offline queda frustrado. No es de extrañar, por tanto, que las nuevas colecciones tengan un cargado componente futurista y utópico o distópico, como la presentada por Balenciaga el pasado 2020 a través del videojuego "Afterworld: The Age of Tomorrow".

READ IN: English

Debes acceder para ver éste contenido.Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros
Acceso ilimitado a todo el contenido de highxtar.com. Únete a nuestra comunidad.
1,00€/mes
Pago mensual
Renovación mensual, los meses que quieras
10,00€/año
Un pago anual
Renovación anual, solo un pago