READ IN: English

Los jardines del Liceo Victor Duruy se convirtieron en el escenario perfecto para reafirmar el argumento de que Y/Project ha vuelto a ser la sensación de la Semana de la Moda de París (PFW). Glenn Martens, diseñador y fundador de la firma, dio lo mejor y más de sí mismo, ofreciendo a los presentes grandes dosis de diseño, vanguardia y talento.

Dijimos que dio lo mejor de sí, ¿no? Es cierto. Pero lo que no hemos dicho es que el belga presentó su colección de Primavera/Verano 23 con un claro objetivo. ¿Cuál? Ilusionar a todxs sus seguidores y fans. Esto se ha convertido en la gran ambición del creador, que ha hecho que una vez más ofrezca, como en cada temporada, siluetas reinventadas y llenas de intriga.

La ilusión y la ambición de Martens y el juego entre lo real y lo falso se reflejan sobre todo en los diversos detalles de las prendas, como los cuellos y los cinturones (escaneados y estampados en las siluetas), en las sudaderas y camisetas cuyos bajos dan el efecto de unos vaqueros de cintura alta o en las piezas trampantojo, que por cierto aparecen como protagonistas de la segunda entrega de la colaboración con la icónica casa de moda francesa Jean Paul Gaultier, en la que se fusiona el ADN de ambas firmas.

El denim fue otra de las características que más marcó la propuesta de Glenn. Al ver la cantidad de looks que estaban basados en este tejido, lo primero que nos preguntamos fue: ¿Es G.M. el nuevo rey del denim? Todo apunta a que sí, o si no lo es, al menos la categoría de príncipe ya se la tiene más que ganada, porque ha demostrado sobradamente su maestría a la hora de utilizar este tipo de tejido, utilizado en multitud de formas como: trampantojos en un pañuelo de seda, en prendas de punto combinadas con patchwork, en jacqueron -un rectángulo de piel que cubre el derecho-, en camisetas o incluso en accesorios.

Y del tejido vaquero pasamos y cambiamos drásticamente de registro a la visión más elegante de Martens. Aquí irrumpen con éxito las siluetas elegantes/misteriosas de Y/Project, las chaquetas cortadas en paneles desmontables y los vestidos largos. ¿Nuestro favorita? El look que cerró el desfile con una cabeza y un escote voluminosos.

Cerca del cuello, también están los pendientes dorados en forma de mano sacando un dedo, que, como puedes imaginar, prometen convertirse en el it-product de la temporada y en el protagonista del street style de las próximas ediciones de fashion week; así como las botas de lluvia transparentes de plástico calado hechas en colaboración con Melissa o los bolsos con asas en forma de alambre que resultan chocantes por la combinación del color rosa que destila inocencia y los hilos que se pueden retorcer. Esta combinación de elementos da lugar a una picardía muy contemporánea.

Y/Project ha cambiado las reglas del juego y lo ha dejado claro (de nuevo) en esta última edición de la Semana de la Moda de París (PFW). Si aún no has tenido la oportunidad de ver la colección de Primavera/Verano 23, haznos un favor y compruébalo porque es un espectáculo para la vista.

Newsletter