READ IN: English

Son muchas las alternativas con las que contamos para ayudar a frenar el cambio climático, pero te aseguramos que esta puede que sea la más divertida. ¿Qué mejor idea que salvar el planeta mientras bailas?

El club nocturno SWG3 de Glasgow ha implementado, gracias a la tecnología BODYHEAT desarrollada por TownRock Energy, un sistema que permite a sus asistentes generar energía renovable con sus movimientos. Tal y como explica David Townsend, el proceso es similar al que sigue un frigorífico: «A través de una bomba de calor que traslada el aire caliente de la discoteca, se generan una serie de pozos que se cargan como una batería térmica.»

Esta innovadora acción permite atrapar el calor corporal de los bailarines para, posteriormente, transformarla en energía renovable. Al poder enfriar y calentar el club con estas reservas, se podrán ahorrar hasta 70 toneladas de CO2 al año.

«Estamos muy ilusionados con la idea de llevar esto a nivel mundial. Nos encantaría que los clubes de diferentes ciudades comenzaran a competir por ser los más ecológicos. Las nuevas generaciones están muy informadas sobre el cambio climático y será muy diferente para las discotecas poder decir que son net-zero.» asegura el fundador de TownRock Energy.

Y hablando de ser eco-friendly… ¿Has visto las botas veganas que ha diseñado Stella McCartney en colaboración con adidas y Pogba?