READ IN: English

La propuesta de Demna Gvasalia para Balenciaga SS21 es un gran mood post-pandémico. Entre la oscuridad de las calles de París y el ritmo de Corey Hart ‘I Wear My Sunglasses At Night’, el elenco de modelos paseaba por el fin del mundo ‘un armario vestible’ para la temporada primavera/verano. ¿Ha llegado ya el apocalipsis?

Los 59 looks no podrían ser más Demna. El director creativo vuelve a enfatizar las prendas extravagantes, reimaginando nuevas piezas para el outsider: suéteres, camisetas gráficas oversize, car coats, así como un recorrido de prendas earth-friendly. La sostenibilidad se convierte en un elemento clave en la colección (el 93,5% de los materiales son sostenibles o reciclados).

Y es que, aparte de disminuir el impacto mediambiental, SS21 se configura como una producción unisex que diluye las barreras de género. Definitivamente, ¿puede haber algo más post-pandémico?

La casa de lujo incluye en la pre-colección una serie de elementos loungewear: desde albornoces, a pantalones de chándal o pijamas, recontextualizando los elementos básicos de la cuarentena. De hecho, si bajamos hasta el footwear, vemos como Gvasalia saca un recorrido de slippers a la calle. Aparte, los tacones de la propuesta se unen al icónico archivo de ugly shoes de la firma.

Entre los accesorios, destacan las gafas de sol nocturnas, conceptualmente en sintonía con la banda sonora del fashion film. De hecho, todo el elenco está equipado de unas bug-eyed glasses para recorrer las siniestras calles de la ciudad.

Echa un vistazo a la colección completa de Balenciaga SS21 en las imágenes, así como en el vídeo apocalíptico dirigido por Walter Stern.