READ IN: English

Inspirada en la más glamurosa escena que rodea al Gran Premio de Mónaco, Grand Prix de Casablanca traspasa las barreras del lujo y el género. De forma irónica, siguiendo la línea de su lanzamiento en verano, Charaf Tajer decide estrenar su primera colección de ropa de mujer justo en la Semana de la Moda masculina de Paris.

Casablanca (@casablancabrand) ha optado por el formato fashion film para presentar la colección FW 21/22. Mónaco de día y de noche, así decide contarlo el director creativo. Por un lado, las carreras de Fórmula Uno, y en el otro lado de la moneda, el casino, ilustrado con motivos de naipes y apuestas. Esa no es la única dualidad en juego aquí: con esta colección, Tajer estrena oficialmente una línea completa de ropa de mujer.

Todo un espectáculo de un estilo de vida elevado con un desfile de prendas y accesorios al más puro estilo 70s. Los habituales estampados de Casablanca se entremezclan con cuadros arlequín en rojos y negros y símbolos de baraja de naipes. Los modelos, tanto hombres como mujeres visten perlas, cardigans y las blusas de seda habituales de la marca.

El mood board de Tajer para la nueva colección de Casablanca, Grand Prix, incluye a referentes de estilo que van desde la reconocida musa de Casablanca (y antigua propietaria del Casino de Monte-Carlo) Aristóteles Onassis hasta el piloto de carreras belga Vanina Ickx.

Charaf Tajer ha conseguido con Grand Prix lo que consigue en todas sus colecciones. La simbiosis perfecta entre el lujo atemporal y el athleisure.