READ IN: English

La tendencia en moda de los últimos años es la colaboración entre firmas para impulsar las ventas de una y otra empresa. Recientemente conocimos el resultado de la unión temporal entre Prada y adidas Originals, pero no son los únicos. Dior y Nike también se han puesto manos a la obra. Balmain y Puma ya venden sus productos en colaboración.

Balmain x puma

La marca sueca H&M es una de las más entendidas en este nuevo modelo de negocio. El trabajo conjunto con las casas de lujo ha incentivado de manera exponencial sus ventas y, en consecuencia, sus beneficios. Un eslogan muy atrayente para los clientes que quieren vestir de firma a precios más bajos, pero superiores al coste medio de H&M.

Esta economía colaborativa está avanzando y quiere abarcar nuevas esferas; entre las posibilidades está incluir a los propios consumidores en la cadena de producción. La empresa española Mango (@mango), ya experimentó el año pasado con una fórmula de cocreación. De una manera muy inteligente adaptó su idea a las redes sociales tan presentes en nuestro día a día. Mediante Instagram Stories y la opción encuesta, sus 11 millones de seguidores pudieron escoger entre dos accesorios para el look de algunos modelos.

“Cada día queremos ser más partícipes de todo lo que nos rodea”

Ahora, quieren dar un paso más. Gracias al programa “Your choices make us” los seguidores de su cuenta de Instagram podrán decidir qué prendas llegarán a las tiendas la temporada primavera-verano del año que viene. De este modo los nuevos productos no se diseñarán en base a qué querrán los clientes, sino sobre lo que quieren.

La co-creación no es una fórmula perfecta que asegure un 100% de las ventas, pero implicar al consumidor en el proceso de desarrollo es muy astuto. Cada día queremos ser más partícipes de todo lo que nos rodea de una manera o de otra. Además, “Your choices make us” despierta la curiosidad del cliente por conocer si su opción fue la elegida y así descubrir si será el próximo “Cool Hunter”.