READ IN: English

A finales del año pasado ya presenciamos el renacimiento de la babushka gracias a A$AP Rocky y su séquito de ‘babushka bois’ como Frank Ocean, que se unieron a la trend rusa que ha copado desde desfiles de Vetements o Gucci hasta el street style de alrededor del globo. Analizamos el accesorio más outsider del 2019.

Babushka Gucci

En un año de cambios en la moda que emergen del speed, el du-rag ha sido otro de los accesorios que ha calado fuerte en la escena streetwear a pesar de su cuestionamiento por objeto de ‘apropiación cultural’ (como todo hoy en día). Pero más allá del hype de este pañuelo asociado a la cultura hip-hop, la babushka se ha convertido en el gran destacado de la industria high-end que ha protagonizado las últimas temporadas de Vetements y Gucci FW18. Así, la tendencia revivió cuando Demna Gvasalia vistió a su elenco de modelos con pañuelos babushka en la pasarela Vetements menswear SS18 hace más de un año.

Pero el accesorio tuvo su gran momento cuando el lord A$AP apareció en noviembre de 2018 en la Gala del LACMA Art+Film de Los Ángeles llevando una babushka de Gucci de 495 dólares. El impacto del pañuelo tuvo tal eco que dejaba en la oscuridad su total look excéntrico de bata de satén + gafas Gucci XXL, y actualizaba por mil este accesorio de archivo OG de las abuelas rusas. Aún así, el rapero ya había vestido el accesorio en septiembre en ‘The Daily Show’ con la finalidad de ocultar su cicatriz en la cara por caerse de una moto Razor mientras intentaba hacer un caballito.

Más adelante, en enero / febrero el pañuelo volvió a brillar cuando A$AP lanzó el clip de ‘Kids turned out fine’ en el que el compositor de ‘Testing’ lucía distintas babushkas bien fire. Paralelamente, Frank Ocean declaraba su amor hacia el scarf a través de una imagen en IG con un pañuelo blanco con cadenas doradas y el escrito ‘Facetimes in Babushka’. En la misma temporada, Kendall Jenner, también se posicionaba en el punto de mira en Milán cuando lo incluyó en su outfit, dándole vibración de color a su set vaquero de dos piezas.

Así, la babushka, abreviatura rusa de abuela y/o pañuelo ruso atado bajo la barbilla, rompe en el 2019 con las barreras de género y deja atrás su concepción reservada a personalidades como la reina Isabel II o a estrellas de los 60 como Grace Kelly o Brigitte Bardot. Ahora, ya forma parte de los grandes essentials del street style como dejó patente en la pasada Russian Fashion Week.

El tema ‘Babushka Boi’ de Rocky se encargó de cerrar el ciclo de la tendencia y acabar de elevar el accesorio a un estado icónico, en base a la inspiración de la película Scarface y su remember a los inicios por los que empezó a usar la babushka: momento en el que el praising the lord se convirtió en una religión también para la moda.