READ IN: English

Raf Simons proyecta ante nuestros ojos una película centrada en un summer camp radical, donde los boy scouts dialogan en una extensa conversación sobre la anti-América de Trump, escuchan a Mica Llevi o juegan a vestirse de químicos con batas de laboratorio y guantes de protección.

Raf Simons SS2020

La colección Spring-Summer 2020 de Simons nos lleva a una revolución anárquica en un campamento de verano.

En este universo de estilo ‘Moonrise Kingdom’, Raf tiene mucho que hablar, mucho que decir tras su salida de Calvin Klein. Sin límites, en una línea de desprecio hacia la política corporativa estadounidense, que demostró a través de canciones como ‘This Is Not America’ de Bowie o eslóganes dictados por una voz en off que decía: «Gran mentira… los medios de comunicación, la América fascista…». Así, mensajes esotéricos de Simon como ‘STONE(E)D AMERICA’, ‘HOW TO TEXT YOUR TEEN’ o ‘MY OWN PRIVATE ANTWERP’ se inyectaban en piezas básicas de estilo teenager de los 90.

Las gráficas y texturas pictóricas de la obra de Ruby llenaban camisas de energía, en una fusión equilibrada con todas esas referencias químicas del laboratorio RS-LAB: batas largas, túnicas hasta la rodilla, botas de goma y guantes XXL de manipulación, como si estuviésemos ante una especie de apocalipsis radioactiva.

Raf Simons SS2020

Los pantalones cortos baggy de líneas prolongadas, los suéteres de croché y las manchas de color reforzaban el concepto forever young, acompañados de bolsos con colas de mapache: el essential de todo campamento de verano.

Raf Simons incluyó un homenaje a R&S Records a través de los sonidos de ‘Under The Skin’ de Mica Levi, y la camiseta con su icónico logotipo, en un imaginario de inspiración rave donde diseños con píldoras de éxtasis sonríen sobre los tejidos.

Más allá de los highlights del director como las chaquetas de cuero, de boxeo, las sudaderas oversize y los cuadros escoceses, el tailoring elevó el concepto SS2020 en una gama de colores vibrantes que se unía a todo ese nuevo paradigma surrealista de art-tees y mensajes radicalizados en una película que no marca  ‘The End’, porque es eterna.

Raf Simons SS20