READ IN: English

Gabber: música extrema para tiempos extremos. Quizá sea ese el motivo por el cual la nueva generación de diseñadores, músicos y artistas en general lo consideren un movimiento tan interesante.

Pero ¿por qué el estilo y la cultura Gabber se está llevando más allá de los años 90? La respuesta es que esta última gran subcultura del siglo XX vuelve a encajar a la perfección en el siglo XXI.

Eye Jacket y la cultura gabber

El aspecto de Gabber es tan duro como su música. Todos lucen un estilo muy masculino pero unisex. Mismos chándales, zapatillas de deporte y gafas de sol Oakley Eye Jacket. El look original es muy deportivo aunque también se admiten vaqueros anchos. De hecho, es una mezcla entre un look del casual futbolero inglés y el de la cultura rave europea. Lo único que distingue a los chicos de las chicas suele ser el pelo. Ellos lo llevan completamente rapado al 0, y ellas suelen llevar coleta y el undercut (solo los lados rapados).

Eye Jacket y la cultura gabber

Las Oakley Eye Jacket salieron a la venta en 1994, coincidiendo con el ascenso del movimiento, convirtiéndose rápidamente en símbolo de la hipermodernidad. Y aunque los gabbers originales no llevaban casi ningún accesorio, estaba permitido llevar como complemento estas gafas o un chupete.

Las interacciones de la moda y la estética que estamos tratando son constantes. Raf Simons (@rafsimons) recurre a esta cultura continuamente, incluso llegó a utilizar el logo de Rotterdam Terror Corp en chaquetas bomber para su icónica colección Summa Cum Laude o su lookbook Isolated Heroes.

Destaca también la colección 1995 de Tom Nijhuis, quizá sea una de las que más referencias toma. Por otra parte, Matthew M. Williams (@matthewmwilliams), de 1017 ALYX 9SM, publicó una revista dedicada a los gabbers holandeses. También Gosha Rubchinskiy (@gosharubchinskiy), que usó música rave en un desfile. Las conexiones entre moda y estética gab son infinitas.

Eye Jacket y la cultura gabber

«Rotterdam VPU» Zine de Matthew M. Williams

Los diseños se vuelven cada vez más referenciales de épocas y subculturas pasadas. Pocas prendas de 2019 parecen realmente del 2019. Unas se centran en el pasado y otras en el futuro, como las Oakley Eye Jacket. Lo curioso de esta silueta es que 25 años después sigue pareciendo futurista.

Eye Jacket y la cultura gabber

Tal vez esto se deba a que se diseñó con una tecnología que ni siquiera es estándar en la actualidad. Las Eye Jacket fueron uno de los primeros productos prototipados en una impresora 3D. Según cuenta la historia, la primera impresora 3D SLA la obtuvo la NASA y la segunda Jim Jannard, el fundador de Oakley (@oakley). Tuvieron que hacer 150 prototipos para llegar al diseño final, centrándose únicamente en conseguir unas gafas de alto rendimiento, no de lifestyle.

Eye Jacket y la cultura gabber

El modelo de la campaña no podía ser otro que Michael Jordan. El innovador diseño lo merecía. Las Eye Jacket se convirtieron en una reliquia de la época en la que se diseñaba para el futuro. El lanzamiento de estas gafas fue en 1994, un año más tarde Miuccia Prada sacaba Prada Sport con productos hechos de nylon. Pero lo angular y aerodinámico de los 90 desapareció con la llegada del nuevo milenio.

Eye Jacket y la cultura gabber

Sin embargo, el futurismo estético vuelve. El año pasado, Palace (@palaceskateboards) colaboró con Oakley, incluyendo en su colección cápsula la mítica Eye Jacket. Esta colaboración, y su correspondiente éxito, le ha servido de precedente a Oakley para lanzar una versión modernizada de la icónica gafa, rebautizada ahora como Eye Jacket Redux. Se ha actualizado con tecnología de vanguardia, diseñadas para aumentar el color, el contraste y los detalles para una mejor visión. La forma ovalada visualmente reconocible permanece y viene en una variedad de colores que funcionarán con cualquier outfit.