READ IN: English

Ferrari ha vuelto a demostrar como el vínculo entre la moda y el sector automovilístico de lujo está en pleno apogeo. El domingo organizó un desfile para presentar su primera colección de moda diseñada por el director creativo de diversificación de la marca, Rocco Iannone.

Ferrari

Entre los objetivos de esta inmersión en la moda, estaban el ofrecer alternativas al fandom de la compañía automovilística, así como el crear un nuevo grupo potencial de clientes entre nuevas generaciones.

La pasarela se escenificaba sobre la cadena de montaje de Ferrari, en su sede de esquí, entre un decorado escultural y show impresionante. De fondo, sonaba la banda sonora concebida por Frédéric Sánchez y se proyectaban unos efectos de luz especiales que contribuían a transmitir la idea de velocidad.

Ferrari

La identidad y la estética de Ferrari envolvían las piezas de esta propuesta futurista que se acerca a la alta costura, por sus materiales técnicos y artesanía manual.

DENTRO DE LA COLECCIÓN

La colección atemporal podía ser vestida por cualquier género y cuerpo a través de un concepto de siluetas inspiradas en la anatomía, y un trabajo con las proporciones, geometrías y volúmenes.

En la serie textil, encontramos prendas exteriores como anoraks con capucha y aperturas o parkas rojas fabricadas con botellas de plástico recicladas. De hecho, la sostenibilidad se erige como un concepto clave en esta colección. También conviven blusas y bermudas de sarga de seda con patchworks de imágenes de archivo de Ferrari y portadas de revistas de los 40 y 60.

Iannone jugaba asimismo con elementos reflectantes e iridiscentes, eso sí, bañados de la paleta cromática de Ferrari. Las nuevas zapatillas exclusivas como parte de la licencia de la firma con Puma y los nuevos modelos de Ray-Ban se desvelaban y cerraban el show.

La fórmula 1 se fusionaba de esta manera con la “alta moda” en esta colección debut de Ferrari, ahora en su versión más experimental.