READ IN: English

Como sabéis, una modelo fue protagonista durante el desfile de Gucci SS20. La polémica comenzó a raíz de algunos looks del diseñador Alessandro Michele, que estuvieron claramente influenciados por camisas de fuerza. De fondo, sonaban fragmentos de pistas de audio diciendo “Ni siquiera sé lo que sería normal” o “Supongo que no soy una persona estándar”, entre otros.

Gucci SS20 polémica

Ayesha Tan-Jones (@ayeshatanjones) , una de las modelos, también conocida como YaYa Bones, no dudó en boicotear el show. Le tocaba desfilar con uno de los conjuntos inspirados en las camisas de fuerza de las que hablábamos antes, pero decidió alterar el look propuesto escribiéndose en las palmas de las manos “La salud mental no es moda”.

«Elegí protestar contra el desfile de Gucci SS20 porque creo, como hacen muchos de mis compañeros modelos, que el estigma en torno a la salud mental debe terminar»

Gucci SS20 polémica

«Como artista y modelo que ha experimentado sus propias luchas con la salud mental, así como por mis familiares y seres queridos afectados por depresión, ansiedad, bipolaridad y esquizofrenia, es hiriente e insensible ver a una firma como Gucci usar estas referencias como elemento de moda»

Gucci SS20 polémica

La reacción de la marca no se hizo esperar. Rápidamente, informó de que el primer segmento del show había sido diseñado para demostrar cómo, a través de la moda, el poder se ejerce sobre la vida para eliminar la autoexpresión. También dejó claro que los looks del comienzo del espectáculo no entrarían en producción y que, por tanto, no estarían a la venta. Las modelos que llevaban la colección SS20 real desfilaron tras ese segmento de apertura.

“El programa presentó cómo la sociedad actual puede tener la capacidad de limitar la individualidad y cómo Gucci puede ser el antídoto. Fue un viaje desde la conformidad a la libertad y la creatividad. Los uniformes, la ropa utilitarista, como las camisas de fuerza, se incluyeron en la pasarela como la versión más extrema de la restricción impuesta por la sociedad y quienes la controlan. Los atuendos blancos fueron parte de una actuación, que sirvieron de contexto para lo que siguió”.

Gucci SS20 polémica

Por su parte, Ayesha Tan Jones ha revelado que donará una parte de lo que cobró en SS20 Gucci a la caridad. Algunos de sus compañeros también contribuirán con parte de sus honorarios organizaciones benéficas dedicadas a la salud mental.