READ IN: English

La moda está encontrando su camino hacia un paradigma más sostenible, diseñando nuevas políticas que ayuden a que nuestro planeta viva un poco más y utilizar las prendas como prueba de un nuevo modelo de pensamiento en la industria. Desde las pieles sintéticas a las telas veganas, hay cada vez más opciones sobre la mesa. Andrea Rosso a través de MYAR le está dando una segunda vida a uniformes militares. Lo vintage apunta a tener un impacto decisivo en el futuro de la moda. Reusar y reducir.

ANDREA ROSSO MYAR

Andrea Rosso (@andrea77rosso) es un diseñador italiano y Director Creativo de DIESEL License. Lleva en la industria muchos años y está concienciado de las preocupaciones de su futuro y está dispuesto a poner su conocimiento y visión a su servicio con el objetivo de hacerla mucho más trascendental. Su pasión por las prendas militares vintage desembocaron en el nacimiento de MYAR y su deseo de generar un impacto con sus diseños nos han llevado a esta charla con él.

H.- ¿Qué importancia tiene para ti trabajar con materiales reciclados? ¿Porqué decidiste hacerlo?

Andrea Rosso (AR) – 2014 fue el año que Diesel cesó el trabajo en 55DSL, la firma que me hizo aprender todo lo que sé de apparel, diseño gráfico, eventos y comunicación, etc. Pero sobre todo, pude trabajar con un gran equipo. Tras perder ese equipo (diseñador, product manager, producción, diseñador gráfico, patronista, marketing manager) empecé a coser en casa con mi máquina. Una noche cogí dos camisetas vintage grises del ejército americano, corté el logo de ARMY que tenía en dos partes (AR / MY) sacrificando una de ellas en el proceso y cosiendo las letras con mi máquina PFAFF en la otra, cambiando el orden de las letras y así fue: nació MYAR en mi cabeza.

Decidí que quería formar mi “ARMY” (ejército) usando únicamente materiales que ya hubieran sido vestidos por otras personas, customizándolos y rescatando su pasado militar.

Todo lo relativo al UPCYCLING y RE_USING de mercancía apalancada se metió de manera natural en mi cabeza.

H.- Las prendas militares y el camuflaje han estado siempre presentes en la moda, pero parece que en la actualidad tiene más fuerza que nunca, ¿porqué crees que puede ser?

AR – La inspiración militar y todos sus derivados en el mundo de la moda y el diseño han estado presentes siempre, desde los 50. Unas veces con más relevancia que otras. El camuflaje se ha convertido en una nueva forma de negro, presente en multitud de opciones. Creo que las prendas militares son muy prácticas, fáciles de combinar, ofrece looks más naturales y la puedes vestir todos los días sin demasiada complicación.

H.- Los uniformes son una tendencia muy poderosa, teniendo firmas como Prada o ALYX apostando fuerte por ellos. ¿Se ha cansado la gente de prendas más llamativas y necesita otras más ponibles y prácticas?

AR – Creo que las que tienen un uso más práctico son más fáciles de llevar y vender.

Las más llamativas son para ocasiones especiales. Posiblemente sean más fáciles de alquilar.

H.- Virgil Abloh dijo recientemente que la ropa vintage era el futuro de la industria. Ya es tu presente, ¿cómo te sientes con esta emergente tendencia por lo vintage?

AR –  Desde que tenía quince (hace 27 años ya) he vestido prendas de segunda mano antes de que las tiendas de “segunda mano” se convirtieran en “vintage, haciendo la ropa más cara y difícil de encontrar.

Creo que la sensibilidad de la gente con el gasto de su dinero y el cambio climático están modificando para bien la mentalidad, haciendo que se lo piensen dos veces antes de invertir su dinero en moda.

Por mi parte, sólo deseo que la peña no se deje arrastrar por el hype del momento y aprendan sobre el producto, incluso si viene del pasado.

H.- ¿Cómo es el proceso de selección del material vintage adecuado para diseñar tus prendas?

AR – Es la mejor parte, cuando te sumerges en montones de prendas usadas y tienes que elegir las correctas. Incluso si están sucias o huelen, eso forma parte del proceso creativo y dan más vida a la colección.

H.- ¿Qué has aprendido en Diesel que estés aplicando en MYAR? ¿Qué aplicarías de MYAR en Diesel?

AR – Cuando estaba en 55DSL aprendí mucho sobre la producción de las colecciones (selección de materiales, técnicas de impresión, construcción de las prendas…) y todo el marketing detrás de esto. Ahora en Diesel License estoy aprendiendo mucho sobre materiales y sus usos. Madera, metal, acetato, cristal, cerámica… se están convirtiendo en mi día a día.

Cada día aprendo de MYAR, una firma microscópica comparada con Diesel, pero de los detalles más pequeños (pago de proveedores, selección de accesorios con un buen precio…) saco lecciones, como a asegurarme aún más de las decisiones que tomo en una compañía de la dimensión de Diesel.

ANDREA ROSSO MYAR

H.- ¿Qué es el Circular Fashion Summit? ¿Cuál es su objetivo final?

AR – El Summit es una ocasión única de compartir y charlar sobre tu experiencia, tu especialidad y qué está pasando en el mundo de la moda bajo el paraguas de la sostenibilidad. El objetivo es el de aprender a “limpiar nuestra habitación” cuando volvemos a casa.

H.- Todas tus prendas tienen una historia, ¿cómo de profundo indagas en éstas? ¿Es importante divulgar el mensaje y las movidas por las que han pasado esas prendas?

AR – Estamos aprendiendo cada día del pasado, con MYAR (@joinmyar) todas esas piezas militares tienen una segunda oportunidad, una segunda vida que puede ser mucho más positiva y útil.

Investigamos la historia de cada tela para conocer su pasado y para qué fue fabricada. Hoy en día nos encontramos que puedes tener más información de cosas de los 60, 70 y 80 que de los 90 y 00.

H.- Puesto que no trabajas con los rollos de tela típicos de la mayoría de marcas, logras hacer piezas únicas de cada una de MYAR. ¿Era tu intención o fue una consecuencia de usar materiales reciclados?

AR – Jamás producimos telas nuevas, pero transformamos prendas militares usadas, las reparamos, limpiamos, descosemos y volvemos a coser, por lo que cada pieza es única.

Cuando no tenemos telas que reparar y cortar, compramos la que está apalancada, la cual es muy limitada. Al igual que con los botones, cremalleras, parches…

Todos nuestros materiales son upcycled, ya existen. No reciclamos nada.

H.- Maharishi tuvo un impacto muy fuerte en la industria gracias a una política de producción similar.  En la actualidad parece que ha cambiado un poquito su camino. ¿Cómo ves MYAR en 10 años?

AR – En 10 años no tengo ni idea, pero espero haber limpiado el máximo posible, tantos almacenes como haya podido, dando una segunda vida a prendas militares fabricadas y usadas en el pasado. Queremos acabar con todos. Ese será el fin de MYAR, y será un día feliz.

H.- Con una fuerte y sólida carrera en Diesel, ¿porqué quisiste coger el camino de MYAR con todos los riesgos que entraña? ¿Siempre lo quisiste hacer? ¿Planeas que sea tu principal ocupación?

AR – MYAR está dentro de mí orgánicamente. Diesel es mi familia. He aprendido muchísimo gracias a la posibilidad de trabajar en un grupo grande como Diesel, pero una vez que llegas a lo más alto en términos corporativos, pierdes un poco de ese sentimiento de estar sobre la tierra. Hoy puedo decir que soy doblemente afortunado por poder experimentar ambos.

ANDREA ROSSO MYAR

H.- MYAR tiene una estética muy fresca, muy cruda, da la sensación de que no fracasará, aporta verdad al mundo de la moda. ¿Lo ves de la misma manera? ¿Cuál es tu visión objetiva de tu firma?

AR – Gracias por lo de “fresca”, parece que algo antiguo no puede serlo ya. Mi forma de ver MYAR es la de traer una visión moderna del pasado.

Ahora lo sabéis, uniros a MYAR.