READ IN: English

Instagram ha prohibido todo contenido que promueva o apoye la terapia de conversión para la comunidad LGBTQ+. Tras el aumento de riesgo de depresión y suicidio, la red social ha decicido actuar y prohibir este tipo de cuentas que prometen cambiar la orientación sexual de las personas.

“No permitimos ataques contra personas basados en la orientación sexual o en la identidad de género” dice Tara Hopkins, directora de Política Pública de Instagram. “Siempre estamos revisando nuestras políticas y continuaremos consultando con expertos y personas con experiencias personales para informarnos sobre nuestra posición”.

La aplicación dejará de recomendar a los usuarios contenidos relacionados con la terapia de conversión. Además, también se prohibirá a los usuarios publicar testimonios a favor de la práctica, excepto si se trata dentro de un contexto legislativo. De hecho, según informa la CNN, Instagram ya prohibió la publicidad de la terapia de conversión hace meses, a principios de este año.