READ IN: English

Instagram ha puesto en marcha un método inteligente para determinar la edad de sus usuarios sin necesidad de documentos oficiales u otros sistemas de verificación. Una IA analiza la cara de la persona en un vídeo selfie a través del móvil y determina la edad aproximada.

Hasta hace unos años Instagram no se había preocupado por la edad que tuvieran sus usuarios, de hecho eran los 13 años. Ahora la protección de los menores en internet ha adquirido más relevancia y las distintas redes sociales han tenido que aplicar medidas. La última en llegar es una herramienta basada en inteligencia artificial que analiza el rostro del usuario a través del móvil y calcula su edad aproximada para permitirle seguir usando su perfil.

Si durante mucho tiempo los 13 años para poder utilizar Instagram, ahora se pedirá esa verificación a las cuentas que confirmen tener más de 18 años. Durante años muchos menores se han saltado esta norma ante la falta de controles. Esta posibilidad cada vez es más difícil, en 2019 se comenzó a preguntar a los usuarios por su fecha de nacimiento con ciertos sistemas para comprobar que no se miente sobre este dato.

Saber la edad de quienes usan la plataforma sirve a Instagram, así como hacen otras redes como TikTok, para aplicar medidas de protección y separar a menores de adultos que intenten aprovecharse de ellos. Poco a poco, la inteligencia artificial va participando en este registro, analizando las publicaciones o el rostro de cada instagramer.

Newsletter