READ IN: English

El sábado Donald Trump debía regresar triunfante a su campaña electoral, tras un mitin sould-out en Tulsa. Sin embargo, no fue del todo bien. Aunque se informó que un millón de personas se habían registrado para comprar entradas, poco más de 6.000 se presentaron, dejando el estadio más de la mitad vacío.

Lo han vuelto a hacer. Los K-popers, Tiktoker y demás generación Z trollearon una vez más al sistema. En esta ocasión, se animaron unos a otros para sabotear el evento de Trump. Reservaron asientos de forma gratuita a través de una app, dejándolos vacíos cuando llegó el día del evento. “Queremos ver este auditorio de 19.000 asientos apenas llenos, o incluso completamente vacíos”.

Aunque la propuesta comenzó en Tiktok, pronto se unieron los fans del K-pop para pedir a sus seguidores que ayudaran a interrumpir el evento. Sin embargo, el equipo Trump ha negado que los adolescentes estuvieran detrás de la baja participación del mitin. De hecho, el director de campaña del presidente, Brad Parscale, culpó a los medios de comunicación y a los manifestantes por disuadir a las familias de asistir.

Por su parte, los usuarios de TikTok y K-popers han estado celebrando la victoria de la Gen Z, publicando videos y fotos del estadio vacío.