READ IN: English

La enorme presencia en redes sociales que tienen los fans del K-pop se ha convertido en un apoyo fundamental para el movimiento social. Para los despistados que todavía no saben de qué estamos hablando, el K-pop es la música pop coreana y, desde hace años, es todo un fenómeno a nivel mundial.

Kpop

La presencia en redes sociales ha sido fundamental para promover los objetivos del movimiento Black Lives Matter. Sin duda, el fandom del K-pop está siendo una pieza clave en Twitter. Mientras continúan las protestas en todo el país por la muerte de George Floyd, los fans están colapsando los departamentos de policía y los hashtags en contra del movimiento (#BlueLivesMatter, #WhiteLivesMatter y #MAGA, por ejemplo). En Twitter, saturan los hashtags racistas con vídeos, GIFs, y memes de sus artistas favoritos, así consiguen viralizarlos y darles visibilidad. Es un win-win.

Kpop

Todo comenzó cuando el pasado sábado el Departamento de Policía de Dallas pidió a los usuarios de Twitter enviar vídeos “para reflejar la actividad ilegal de las protestas”, utilizando para ello una app concreta. Pero no contaban con la reacción de los fans del K-Pop.

Estos usuarios comenzaron a enviar contenido K-Pop a la aplicación. Tal fue la cantidad de envíos que el Departamento de Policía de Dallas terminó diciendo que la app se había bloqueado. La misma táctica siguieron con el Departamento de Policía de Grand Rapids (Michigan), que también había abierto un portal para que los ciudadanos enviaran “cualquier evidencia de fotos o vídeos” de los disturbios civiles. Ambas iniciativas de la policía se vieron frustradas por los fans del K-Pop.

Kpop

Después, tras la creación de hashtags racistas como #whitelivesmatter, este ejército de fans decidió apropiárselo también, llegando a convertirse en trending topic mundial. Desde entonces, se dedican a responder a absolutamente todos los tweets de Vox, con vídeos de Kpopers vestidos de Santiago Abascal. No tienen despercio.