READ IN: English

Kanye West nos sorprendía ayer —o quizá no tanto— afirmando que Kim Kardashian West estaba intentando que “un médico lo encerrase”. En una serie de tweets, el rapero le pidió a Kim y a su madre, Kris Jenner, que no lo llevasen al médico. 

Tras el extraño mitin en Carolina del Sur, no se ha hablado de otra cosa. Lo cierto es que los fans no han sido los únicos que se han preocupado por la salud mental de Kanye. Al parecer, Kim está furiosa con él por haber mencionado a su hija North en el discurso.

El domingo el rapero explicó el embarazo de su primer bebé, junto a su entonces novia Kim Kardashian: “La Biblia dice: no matarás. Recuerdo cuando mi novia me llamó llorando y gritando para decirme que estaba embarazada. Primero exclamé, ¡sí! Y luego pensé.. oh, oh… En aquel entonces era un rapero que hacía mi vida independiente, tenía varias novias. Ella lloraba… Un mes, dos meses, tres meses estuvimos hablando del tema para que ella no tuviera a su bebé. Kim tenía las píldoras en la mano…”.

Kanye asegura que Dios le habló y por eso decidieron tener al bebé

Sin embargo, Kanye aseguró que Dios le habló y por eso decidieron tener al bebé: “Puede que mi mujer ahora quiera el divorcio por haberos contado esto pero ella trajo a North al mundo incluso cuando yo no quería que lo hiciera…¡Casi mato a mi hija! ¡Y yo amo a mi hija!”.

Además del drama con North, Kanye presentó propuestas electorales bastante extravagantes como dar libertad a los dueños de armas porque “disparar es divertido” o legalizar la marihuana y que sea gratuita. Y todo esto fue tan solo su primer acto de campaña.

Aun así, parece que, tras el mitin, Kanye no se quedó a gusto y decidió seguir en Twitter. Eso sí, con un blanco claro: su mujer.

“Kim está intentando volar a Wyoming con un médico para encerrarme como en la película Get Out porque ayer lloré por salvar la vida de mis hijas” tuiteaba Kanye. “Todo el mundo sabe que la película ‘Get Out’ es sobre mí”.

También dedicó un par de mensajes a su suegra (@krisjenner) que, como no le contestaba a los mensajes de texto, Kanye decidió mandarle unos recados por Twitter. “Kris no juegues conmigo, no voy a dejar que veas a mis hijos, estáis intentando encerrarme”.

Kanye… La verdad es que lo mejor que te puede pasar ahora mismo es que Kim coja ese vuelo a Wyoming con ayuda profesional.