READ IN: English

El pasado mes de febrero la Kim interpuso una demanda judicial contra la firma estadounidense Missguided, el motivo era el uso de su imagen para promocionar sus propios productos sin consentimiento previo. Además, la Kardashian aludió que la compañía estaba vendiendo “copias” de prendas de la firma de su marido Kanye West, Yeezy, a precios mucho más bajos. Finalmente, tras varios meses de espera, se ha podido saber que la celebrity ha ganado la batalla.

Según ha reportado el portal Page Six, la sentencia del juez dicta que la firma de moda tendrá que pagar a la empresaria  $2.7 millones de dólares por daños, más otros $60,000 por costes legales.

Originalmente Kim había exigido en la demanda $10 millones por daños a su imagen por parte de Missguided, ya que la estrella de telerrealidad aseguraba que ese tipo de publicidad podría llevar a la gente a asumir que ella estaría asociada de alguna manera con la marca.

En contraposición, recientemente Diet Prada acusó a Kim de realizar en colaboración con Fashion Nova un vestido que imitaba uno de Mugler que la celebrity lució.

El perfil publicó un video en el que comparaba la imagen de Kim con la sesión fotográfica que hizo Fashion Nova cuatro días antes, es decir, la firma ya tenía previsto lanzar este diseño. Pero la polémica va más allá, ya que Diet Prada especificaba que las imágenes se habían guardado con el nombre de ‘Kim dress’ (vestido kim), lo que le sirvió para acusar a la empresaria de colaborar con la marca para sacar un rendimiento a la ropa de lujo que luce.

¿Creó Fashion Nova su vestido en su taller en Los Ángeles al ver a Kim o ella misma vende sus hallazgos vintage a los minoristas de masa antes de presentarlos para el lanzamiento oportuno y calculado?”, se preguntaba la cuenta.

En fin… La polémica con Kim está asegurada. Hace una semana se veía obligada a cambiar el nombre a su nueva marca KIMONO.