READ IN: English

Con Marine Serre ocurrió lo mismo que con Heliot Emil el día anterior, minutos antes de la presentación de su última colección. La locura era máxima y los jóvenes franceses (y no) se agolparon a las puertas del «museo» donde se celebró el desfile para intentar conseguir el mejor sitio y ver lo que ocurría dentro. Esta situación anunciaba con mayúsculas el regreso de la verdadera Semana de la Moda de París (PFW).

Conocida por todos, Marine, diseñadora francesa, alcanzó parte de la popularidad gracias a sus icónicas lunas, amadas tanto por el público francés como por el de todo el mundo. Estas la convirtieron en una de las diseñadoras del momento y con más proyección. Pero la carrera de Serre, aunque muchos lo crean, no sólo se resume a este tipo de estampado, sino a muchas cosas más, como por ejemplo a la maestría que posee en cuanto a la democratización y deconstrucción de lo que algunos diseñadores franceses hicieron en su día.

Esta vez, MS ha decidido salir de su zona de confort y dejar las lunas en un segundo plano, no olvidadas, y presentar su colección de otoño/invierno 22 titulada «Hard Drive» en formato de exposición en colaboración con el espacio Lafayette Anticipations, ya que lejos de celebrar un desfile normal, ha querido ir más allá y ofrecer a sus invitados toda una experiencia.

¿Quieres saber todo sobre la exposición «Hard Drive»? Te lo contamos. Este espacio está dividido en dos plantas, en cuyas dos podemos encontrar resumido todo el ADN o espíritu de la marca. En la primera, entre una selección de pinturas originales de los siglos XV al XVII (audaces reinterpretaciones de algunas de las figuras femeninas más icónicas de la historia del arte) verás todo lo relacionado con los procesos pioneros de creación, producción y upcycling y, en particular, los fragmentos de un mundo desmantelado que el equipo ha reunido minuciosamente durante los últimos años, mientras que en la segunda los materiales (duros) de la Casa se amplían y mezclan para crear entornos visionarios inspirados en la última colección. Además de toda esta experiencia relacionada con el mundo de la moda y el arte, podrás encontrar una «pop-up» que ofrece a los visitantes la oportunidad de regenerar sus propias prendas y objetos con el distintivo logotipo que tanta fama le generó, así como de adquirir algunas de las piezas actuales de Marine Serre junto con una selección de libros y objetos.

En cuanto a la colección, como mencionamos resume el ADN de la marca y se caracteriza por el espíritu punk (hebillas de cinturón ensambladas y transformadas en gargantillas y pulseras colocadas sobre jerseys de punto de Arán de colores vibrantes), los materiales básicos y el savoir-faire de la casa, por la sastrería, las chaquetas Harringtong regeneradas a partir de bufandas de lana de tartán y pata de gallo, los abrigos de tweed combinados con bufandas de tartán, las prendas de patchwork, las camisetas grunge recicladas, los estampados de tartán, diamantes y jacquard en lana reciclada con un aspecto elegante y pulido. Y si hablamos de elegancia, automáticamente tenemos que recurrir a la ropa de cama acolchada Toile de Jouy. El camuflaje también tuvo un papel importante en la propuesta de Marine, donde predominaron los buenos acabados.

Marine Serre está madurando y su colección «Hard Drive» lo ha demostrado con creces y nosotrxs no podemos estar más felices. Ve al principio del artículo para poder ver el video del show.

Newsletter