READ IN: English

La obra de arte autodestructiva de Banksy que pretendía subvertir los códigos del mercado del arte, ha visto como el capitalismo le ha ganado el juego, batiendo récords con una venta de 18,6 millones de libras. ‘Love is in the Bin’ es ahora una de las piezas más valoradas a nivel mundial.

"Love is in the Bin"

En 2018, una de las obras maestras de Banksy, ‘Girl With Balloon‘, se vendió en Sotheby’s por más de un millón de libras, antes de que se destrozara a través de una especie de intervención iconoclasta. Tras decidir conservar la obra, rebautizada como Love is in the Bin, el comprador la volvió a subastar esta semana, con un precio orientativo de entre 4 y 6 millones de libras.

La pieza que iba a triturarse por completo, pero que se atascó a mitad de camino, ha protagonizado ahora “uno de los momentos más ingeniosos del arte de la performance de este siglo”, según Alex Branczik, presidente de arte moderno y contemporáneo de Sotheby’s Asia.

Love is in the Bin” no sólo ha cuadriplicado la inversión del comprador, sino que, tras una batalla de pujas de diez minutos, se vendió por dieciocho veces el precio original, fijando un récord de 18,6 millones de libras.