READ IN: English

Tras (o durante) un período distópico de regresión y oscuridad, lo único que nos evade es ficcionar la fantasía. Las nuevas generaciones están inspirándose así en la belleza y los make-ups excéntricos de series como Euphoria que retratan precisamente a la juventud. Aunque si hay algo que realmente haya calado dentro de ese nuevo imaginario estético, son las pegatinas faciales y/o el maquillaje adhesivo. Hablemos de lo que será la gran tendencia de 2022.

Esta práctica DIY impulsada por la generación Z está convirtiéndose en una nueva forma de autoexpresión artística, como podría ser la de teñirse las cejas en infinidad de colores. Se ha adherido en todas partes: desde looks de la Gala del Met hasta TikTok, abogando por la diversidad de la belleza, de la mano de calcomanías para las uñas, ojos y cuerpo.

Las pegatinas podrían ser el futuro del maquillaje experimental, entre otras tendencias beauty como la pedrería que explotó con la primera temporada del drama adolescente de HBO. Ya la colaboración de la influencer de Instagram Pony con Morphe se encargó de surfear esta tendencia, creando una colección de maquillaje etéreo con pegatinas de lunas crecientes y estrellas.

Por no hablar de la portada del disco “Sour” de Olivia Rodrigo, en el que se proyecta un retrato de la cantante llena de stickers en distintas formas y colores. Eso fue lo que, más allá de Euphoria, verdaderamente activó en el imaginario colectivo esta nueva tendencia estética que marcará el 2022.

Newsletter