READ IN: English

Las semanas de la moda han dejado de ser una cita exclusiva por la entrada en escena del formato digital. Antes recurríamos a las presentaciones online por no estar entre el público de los desfiles y ahora, es el único medio para asistir.

Hace un año que las semanas de la moda todavía se celebraban de manera totalmente presencial. Desfiles con cientos de invitados, entradas abarrotadas, postureo… Desde entonces la forma de presentar las colecciones ha cambiado por completo, lo cual tiene sus ventajas. Ahora podemos asistir a todos los desfiles que queramos desde nuestro sofá, con valeriana o cigarro en mano, según se prefiera.

Las marcas han encontrado una nueva forma de comunicarse con la audiencia, ya sea a través de un desfile sin público en el Château de Chambord —como hizo Hedi Slimane en Celine la semana pasada—, o enviando un “Show in a box”, en el caso de JW Anderson para Loewe. Estos son solo algunos ejemplos de las casas de moda que se han acogido al formato “Phygital”, que como ya comentábamos, consiste en mostrar las colecciones de forma híbrida a través de presentaciones con medidas de aforo y  con piezas audiovisuales como entrevistas o documentales.

Sin duda, el poder de lo digital ha cobrado más fuerza que nunca. Antes era un canal al que recurrías si no eras Kim Kardashian o Anna Wintour, porque lógicamente, tu nombre no estaba en el front row. Pero durante las últimas semanas de la moda, el único medio para acceder a las colecciones ha sido en línea, seas quien seas. Esto elimina la jerarquía y da lugar a que todos tengamos acceso a las propuestas de las grandes marcas a golpe de click.

Por eso, para asistir a las próximas semanas de la moda lo único que necesitas es entrar en la cuenta de Instagram o en la web de la marca que te apetezca y disfrutar del show. No sin antes preparar tu propio calendario con los desfiles de Londres, Milán, París o Nueva York.

Puedes organizarte con las fechas a través del siguiente enlace.