READ IN: English

Hasta el momento habíamos conocido las colecciones de manera presencial o digital, pero ahora nace un término para hablar de la moda del futuro: Phygital. Este formato hibrida presentaciones que extreman medidas de aforo y seguridad con piezas audiovisuales como entrevistas o documentales.

Ante el nuevo escenario y la incertidumbre que supone no saber cuándo podremos recuperar la normalidad, la moda necesita encontrar soluciones. Como respuesta, surgen nuevas formas de conocer las propuestas de cada temporada que, para cumplir con las actuales medidas sanitarias, se alejan de los desfiles abarrotados de público a los que estábamos acostumbrados.

La palabra “Phygital” ya comenzó a sonar en marzo. El British Fashion Council anunció que las próximas semanas de la moda se acogerían a este formato que combina desfiles presenciales con piezas audiovisuales, entrevistas o documentales. De este modo, seguiría manteniéndose la exclusividad de las presentaciones y las marcas se beneficiarían de creatividad que ofrecen los nuevos formatos.

Por poner algunos ejemplos, tanto Daniel Lee en Bottega Veneta como Julien Dossena en Paco Rabanne presentaron sus colecciones de SS21 en desfiles con un aforo muy reducido. Saint Laurent acaba de lanzar un largometraje junto a Gaspar Noé y JW Anderson desveló sus últimas creaciones en un vídeo de tú a tú.

Y lo mismo sucede en la Alta Costura, donde Dior colabora habitualmente con Matteo Garrone. De hecho, el término “Phygital” fue clave durante la semana de la Haute Couture. La plataforma Vogue Runway estableció el hashtag #VoguePygitalRunway para recopilar las publicaciones sobre este tipo de contenido en Instagram.

Por ahora, parece que esta modalidad ha llegado para quedarse. Pero, ¿volverán las marcas a los desfiles tradicionales tras el fin de la pandemia (si es que llega)? O por el contrario, ¿aprovecharán lo “Phygital” para convertir sus presentaciones en elementos diferenciales?