READ IN: English

María Forqué (@imvirgenmaria) is back, y -de nuevo- con un concepto actualizado de provocación artística. PORN FOOD Dj set es la 4ta fase (ya vano por la quinta) del proyecto de la trash artist, basado en dj sets experimentales que conectan performance, hardcore, meditación y sexo en una misma idea sensorial. Así, ha ido más allá para introducir el ‘porno comestible’ en una secuencia inspirada en la cuenta japonesa wowmukbang (@wowmukbang), en la que aparece desnuda y estática, comiendo sushi y con música latina a fuegote.

"PORN FOOD"

Se trata de una nueva pieza que explora la naturaleza sexual y meditativa del proceso de comer en un contexto exhibicionista, en el que evoca a la meditación y el sexo astral, sin estereotipos ni cuerpos prohibidos.

Wowmukbang (@wowmukbang) ha sido la cuenta que ha inspirado a Forqué a basar su pieza en un food porn dj set. Ésta, se centra en vídeos de personas ingiriendo grandes cantidades de comida, cosa que obsesionó a María tras su regreso de Asia, lugar en el que presentó su conjunto de dj sets ‘Hentai & Meditation‘. El meaning que extrae de este recopilatorio es: ‘hentai’, que en japonés significa perversión o metamorfosis, como el comportamiento sexual que se considera anormal, y metamorfosis como el cambio de una forma a otra completamente distinta. Así, utiliza la palabra ‘hentai’ porque muestra sexo fuera de un espacio íntimo, que es sinónimo de perversión.

La finalidad de estas sesiones es transformar a los espectadores durante un proceso en el que, con la mirada, establece una relación astral-sexual a través de la pantalla. Durante esa conexión, la música genera sexo en forma de orgasmos cerebrales, y se produce un acto meditativo por el hecho de permanecer en silencio y de manera estática durante un período de tiempo, cosa que nos conecta con el Dios y los chackras que llevamos dentro.

@wowmukbang

Food Porn mezcla dos géneros de música bipolar, que nos vinculan con nuestro chakra inferior (sexo) y con el superior (Dios). ‘La boca puede ser una vagina o un agujero de culo, mientras que la comida es una polla o unos dedos. Las salsas son como la saliva, el flujo vaginal o el esperma. El sonido que hace la boca al comer recuerda el sonido producido durante el sexo. La comida, en sí misma, produce orgasmos de placer en nuestro cerebro y cuerpo, al igual que el sexo‘. De esta manera, vibramos con orgasmos de placer mental y físico a través de la música y la comida que entra y sale, como ocurre en el sexo.

María Forqué ha elevado -así- el arte conceptual y experimental al infinito con una fusión latina de excitación, euforia y trance en el que se conecta de manera invisible con los espectadores en forma de relaciones sexuales físicas y espirituales. #mustfollow