READ IN: English

Con las fuerzas de la naturaleza en su contra, dio la sensación de que la firma francesa lo tenía todo planeado teniendo en cuenta la temática en torno a la presentación de su colección para SS20. Una jornada lluviosa y de fuerte ventolera no impidió que se extendiera su mensaje.

MARINE SERRE PFW

Tras el éxito de su campaña de SS19, donde al menos el 50% de los materiales eran reciclados y reutilizados en dicha colección, las mostradas en PFW tuvieron el mismo discurso y preocupación acerca del cambio climático, presentando un escenario medioambiental post-apocalíptico, con predominancia de una paleta neutra y los cortes de inspiración utilitaria que arrasaron sobre la pasarela. Nunca de forma tan literal.

Bajo el nombre de “Marine Noire” (Marea Negra), la temática estaba muy clara. Un rango de piezas con gran presencia del negro predijeron las vibras catastróficas que la Madre Naturaleza y la propia Serre – firme en su postura como joven diseñadora preocupada por el futuro de la Tierra – allí presentaron.

El logo de la luna creciente de la firma gala estuvo muy presente en algunos de los diseños, cubriendo esas piezas. La transición en la pasarela se alineó con las condiciones climatológicas, comenzando en la primera parte de la colección con diseños de corte táctico en negro, a piezas de punto blancas y acabando con estampados florales en vestidos plisados, pantalones bombachos y bodys en transparencia. Al final salió el sol.

Los accesorios fueron una parte trascendental de la exhibición organizada por Marine Serre (@marineserre_official). Clutchs esféricos, joyería de estética tribal, bolsos cruzados y riñoneras unisex, turbantes de tela de toalla, bucket hats, gafas de sol estilo ciclista y más emergieron en una explosión única de savoir-faire e imaginación para Marine Serre’s SS20.

Nuestro planeta está a punto de ser rediseñado.