READ IN: English

Megan Fox se sincera sobre la dismorfia corporal que sufre. Este trastorno mental está relacionado con la percepción que una persona tiene de su propia imagen física. Las personas que lo padecen se sienten acomplejadas por alguna parte de su cuerpo y lo magnifican de forma desmesurada. En otras ocasiones, tienen una percepción errónea de su físico. 

La actriz junto a su novio Machine Gun Kelly tuvieron una entrevista con British GQ. La estrella aludió a la presión a la que está sometida por ser considerada un símbolo sexual. Además, explicó la lucha interna que vive con ella misma por su apariencia. «He odiado mi cuerpo durante décadas. Vivimos en una cultura que tiene estándares de belleza poco saludables».

«Tengo muchas inseguridades», dijo Megan Fox, reprendiendo la idea común de que debe estar contenta y segura de sí misma debido a su físico y fama. «Podemos mirar a alguien y pensar, ‘Esa persona es tan hermosa. Su vida debe ser tan fácil’, le explicó a la escritora Molly Lambert. «Lo más probable es que no se sientan así consigo mismos».

Después de todo, como señala la Body Dysmorphic Disorder Foundation, la dismorfia corporal afecta a muchas personas, causando ansiedad extrema y angustia mental que hace que el individuo a menudo se sienta definido por lo que él considera su defecto, incluso por si lo que ellos ‘ven’ de si mismos es muy diferente a lo que ven los otros.