READ IN: English

Debido al auge de las compras en línea, las tiendas han tenido que dejar de lado la tradicionalidad y aprovechar el incremento de la digitalización y la última tecnología para ofrecer servicios y una experiencia inmersiva. El éxito de estos novedosos establecimientos tiene su raíz en el auge del ‘consumer experience’ que se ha convertido en el principal reto de cualquier marca. 

El papel de las flagship stores (tienda insignia) y las pop-up (tiendas temporales) se han consolidado en las principales ciudades de todo el mundo, ya que este tipo de locales tan representativos ofrecen servicios de calidad al cliente sin preocuparse necesariamente en que la compra final del producto. Se trata de enaltecer y reforzar la imagen de la marca.

La reciente pop-up store de Shein en Barcelona, se presenta como un claro ejemplo de esto, pues los clientes que acudieron a disfrutar de esta experiencia física, podían disfrutar de distintas actividades y probarse la ropa, pero a la hora de proceder a la compra, les invitaban a realizarla a través del canal online. Y es que así sueles comprar más. Sin embargo, tener que esperar cierto tiempo para recibirlo es una de las demandas más habituales de los clientes de Shein.

Las flagship stores suelen contar con una superficie más grande de lo habitual y normalmente están ubicadas en zonas estratégicas o en edificios emblemáticos. Los centros de las grandes ciudades y sus zonas “prime” como Portal de l’Àngel, Passeig de Gràcia o Rambla Catalunya en Barcelona, Gran Vía o Goya en Madrid y demás puntos clave de la economía del sector en lo que a la moda se refiere, generan un retorno de la inversión interesante y medible en corto plazo.

A pesar de la característica temporalidad de las pop-up siempre queda opción a que acaben por conservarse como tienda permanente, al igual que ocurrió con la pop-up de Sezane en Madrid el año pasado. Y es que, debido a su éxito, acabó por establecerse en la capital como su primera tienda en el país. A principios de de agosto, volvía a decidirse a emprender una pop-up, esta vez, en Barna.

Ahora… Louis Vuitton inaugura una pop-up store en Marina Ibiza.

Newsletter