READ IN: English

Anthony Vaccarello iluminó el cielo de París tomando como cómplice la Torre Eiffel que brilló como nunca se había visto. En un espectacular escenario en el campo de Marte las modelos desfilaron con la nueva colección de Saint Laurent para la temporada SS20. Una propuesta total black muy sensual.

El director creativo de la firma francesa ha recuperado la colección “Russian peasant” de 1976 para la semana de la moda de París. Ya lo hizo en 2018 transformándola con estética rockera, pero en esta ocasión ha querido mantener el carácter y la línea bohemia de origen con un añadido contemporáneo. No es la primera vez que el diseñador belga regresa a los orígenes de la firma, en la temporada FW18 se inclinó por la influencia vintage de Saint Laurent.

Siluetas brillantes salpicadas de lentejuelas y reflejos dorados han determinado la propuesta del diseñador para 2020, que reinterpreta con modernidad los códigos de la firma francesa. Materiales ricos y bordados a mano, junto con el terciopelo y el tul tan presente en esta fashion week, han servido para confeccionar las piezas de YSL.

La sofisticación que define a la capital francesa como centro gravitatorio de moda

Los haces de luz del escenario multiplicaban la sofisticación a su máxima expresión. Vaccarello le ha devuelto a París lo que es de París, la elegancia y el encanto, la sofisticación que define a la capital francesa como centro gravitatorio de moda. Anthony ha creado una atmósfera emocionante y envolvente que invitaba al disfrute de los cinco sentidos. El movimiento de la ciudad paró para admirar el trabajo del modisto.

Las piezas clave han sido los shorts de cintura baja con cinturón y las botas vaqueras de tacón de aguja y pata de embudo. Chaquetas blazer y chaqués de terciopelo negro se añadían a los looks monocromáticos. El negro símbolo de elegancia ha perseguido a YSL desde hace muchos años. Camisas y transparencias muy insinuantes con escotes pronunciados. Una colección de pocos accesorios, lo más destacable fueron las gafas de sol de Betty Catroux.

YSL SS 2020

Y como guinda del pastel el cierre del desfile de la supermodelo Naomi Campbell que desfiló con una versión del icónico Le Smoking que el fundador Saint Laurent lazó en la década de los 60. Un final muy ambicioso y extraordinario.