READ IN: English

Ricky Martin ha protagonizado las cabeceras de medio mundo. Esta vez no por un nuevo tema, sino por una grave acusación. Su sobrino se declara víctima de abusos sexuales y violencia doméstica durante siete meses en los que ambos mantuvieron una relación de incesto.

Esta denuncia podría llevar al cantante a prisión y enfrentarse a una pena de hasta 50 años debido a las consecuencias judiciales que existen por el incesto en Puerto Rico. El artista recibió una orden de restricción por violencia doméstica por parte de su sobrino. De confirmarse el supuesto romance entre ambos, Ricky Martin podría enfrentarse a una pena de hasta 50 años de prisión por incesto, es decir, por mantener relaciones sexuales con familiares.

Según la acusación su sobrino y él habrían mantenido un romance durante siete meses. Sin embargo, el sobrino decidió acabar con la relación y fue ahí cuando el artista comenzó a acosarlo fuera de su domicilio tras haber consumido grandes cantidades de alcohol y drogas. En este momento es donde habrían comenzado los abusos. Tras esta situación, el sobrino decidió ponerle una orden de restricción.

La respuesta del cantante

El abogado del cantante ha respondido a las acusaciones de su sobrino, calificándolas de «falsas y repugnantes», alegando los supuestos problemas de salud mental que tiene: «Ricky Martin, por supuesto, nunca ha estado, y nunca lo estará, involucrado en ningún tipo de relación sexual o romántica con su sobrino», dice. «Todos esperamos que este hombre reciba la ayuda que necesita y que este terrible caso sea desestimado tan pronto como un juez examine los hechos».

El artista también ha querido expresarse a través de un comunicado oficial en sus redes sociales «La orden de protección presentada en mi contra se basa en alegaciones totalmente falsas, por lo que enfrentaré el proceso con la responsabilidad que me caracteriza. Agradezco las innumerables muestras de solidaridad y las recibo con todo mi corazón», zanja en Twitter.

Newsletter